¡Bienvenid@!

Nos encontramos en el año 745 de la Era de la Batida, en el continente de Grezalia, tierra de guerreros honorables, donde el hombre se conecta con la naturaleza al punto de poder controlarla a su antojo. El mal finalmente ha conseguido alzarse en Grezalia, Gellert el Patriarca ha caído prisionero bajo la espada de su propio hermano, Lucian, el nuevo Patriarca. Extrañamente el pueblo de Grezalia ha decidido aceptarlo como su soberano, especialmente luego de que éste anunciara la pronta celebración de la Batida y prometiera una sorpresa en la misma. ¿Logrará Lucian desafiar a Zeus e imponer que todo adepto de Grezalia aprenda a manejar los cinco poderes y así romper con el balance creado por la naturaleza o el bien volverá a gobernar y el orden permanecerá intacto? Es una pregunta que todo Grezialita se hace actualmente, sin embargo hay una interrogante aún más preocupante que ésta: La isla ya no es lo que era, no se puede ser neutral bajo estas circunstancias, así que todos deben elegir un bando... ¿Tienes claro cuál es el tuyo? ¿Serás un adepto fiel al nuevo patriarca o lucharás para que el hombre nombrado por Zeus vuelva a gobernar? El futuro de Grezalia está en tus manos, sólo debes decidir cuál es el futuro que deseas vivir. ¡Bienvenidos a Grezalia, tierra de guerreros honorables!



¡Conectate!

Si no tienes cuenta ¡no dudes en registrarte!
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos




Grezalia

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.


Administración



GELLERT
MP -PERFIL
LUCIAN
MP -PERFIL


Moderación


TAMMUZ
MP -PERFIL
KORE
MP -PERFIL
NOVA
MP - PERFIL




Awards




El indomable
Mejor personaje masculino


La Voraz
Mejor personaje femenino


Natasha & Torek
Mejor pareja


Adhara, Helios & Emrys
Mejor Trío

Últimos temas
» World´s Inuyasha RPG [Élite]
Sáb Jul 06, 2013 11:15 pm por Invitado

» Vampiro Edad Victoriana {Elite}
Lun Mayo 27, 2013 4:58 pm por Invitado

» Fábulas de Vossed [Élite]
Lun Dic 31, 2012 1:40 am por Invitado

» Lacrim Tenebris. Foro rol steampunk. +18 [Élite]
Vie Dic 28, 2012 5:15 pm por Invitado

» Ya no me acuerdo, si tus ojos eran marrones o negros, como la noche o como el día que dejamos de vernos -
Vie Dic 28, 2012 10:11 am por Rhea de Galia

» Desires.-
Mar Nov 20, 2012 5:39 pm por Arwen de Hydronia

» The Scars will remain {#} | Normal.
Lun Nov 19, 2012 7:35 pm por The Medieval World

» Se mi dios - Tammuz -
Lun Nov 12, 2012 11:05 pm por Tammuz el Invicto

» Mujeres, ¡bah!
Miér Nov 07, 2012 1:10 pm por Thot el Bastardo

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb Jul 28, 2012 12:01 pm.









Créditos

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Agradecemos a las fuentes que nos fueron de ayuda para la organización de la página y las imagenes: We heart it, Google, Tumblr, DeviantART © Copyright 2011 - 2012 Make It Count – The Medieval World Todos los derechos reservados. Agradecimientos especiales al Host del foro. Foroactivo
Licencia Creative Commons

Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Athos el Indomable el Sáb Jul 14, 2012 9:16 pm

Galia estaba entrando en crisis, el temor y la angustia de muchos se respiraba en las calles, mucha gente había que no quería que los desterrados regresasen, muchos otros estaban alborotados, como Marduk y Arawn, no sabía que planeaban aquellos imbéciles pero serían comida de ganado si seguían con sus niñerías. Athos no había dado su punto de vista cuando el patriarca Gellert había dado su discurso en la aldea, pero no le debía nada a nadie, nadie tenía porque saber lo que pensaba por su cabeza. Muchas veces se había hecho llamar distraído, con la cabeza en las nubes y algunas otras críticas menos sutiles por no expresar lo que verdaderamente le interesaba. Su vida era un misterio y hasta podía reirse de ella, pero no la gritaría a los cuatro vientos. Tenía un rango al que con mucho orgullo defendía, el estar tras las líneas del ejército del hombrecito blanco y viejo, como le decía en privado y con confianza.

Aquel día el Olimpo estaba tranquilo, los adeptos parecían entrenar sin molestar, él ya había terminado su tiempo allí pero podía verselo dar vueltas de vez en cuando, fastidiando a los más pequeños, buscando rostros conocidos y no tanto. Se sabía a quien buscaba y no era a aquella hermosa morena de ojos chocolate a la que siempre tenía presente y se la encontraba sin siquiera pensarlo. Se había decidido por lo seguro, Gellert debía saber algo de su familia, de aquellos padres que los habían abandonados de pequeños y lo habían separado de Thi, ni siquiera recordaba el nombre completo de su hermano, era muy niño cuando lo había visto en la cesta, siendo vendido por sus padres a una familia en el mercado. No podía haberselo tragado la tierra de aquel modo.

Athos llevaba su capa de siempre, algo sucia cubriendole el rostro mientras caminaba por el largo pasillo directo al despacho del patriarca, sus pasos resonaban sobre el suelo encerado, sus botas de montaña ensuciaban a su paso, había estado cazando en el bosque esa misma mañana y su presentación no era ni de cerca impecable.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Gellert el Matadragones el Dom Jul 15, 2012 6:44 pm

Su larga túnica blanca se arrastraba a lo largo del despacho siguiendo el rumbo que estaba tomando el calzado del anciano hombre. Se notaba en su rostro que la preocupación formaba parte de sus pensamientos y la frustración parte de sus actos, algo que podía permitirse sólo cuando se encontraba en privado, acompañado de la soledad, pues ni siquiera frente a Corban le gustaba mostrar la verdadera preocupación que sentía ante lo que estaba pasando actualmente en Grezalia.
Sus pasos se detuvieron cuando su cuerpo llegó al gran ventanal que tenía como vista el patio del Olimpo, lugar en el cual todos los jóvenes de la Isla estaban entrenando sus poderes. A lo lejos podía divisar como Sátiros le enseñaba a pequeños adeptos de hydrónia manejar el elemento del agua, mientras que unos metros más allá otro pequeño grupo flotaban en el aire seguidos por las instrucciones de Marco, el nuevo maestro Aire.

Un largo y acongojado suspiro escapó de sus labios al tiempo que su garganta le imploraba por un vaso de Whisky de éter, mas su cuerpo no se movió de la ventana para ir en busca del pequeño vaso que se encontraba en el escritorio, el alcohol no era la solución para su problema, de hecho aquello le impedía encontrar la solución más apropiada. Si no invocaba a su consejo pronto para iniciar con la búsqueda las cosas terminarían por escapar de sus manos.
Un ligero ruido detrás de la puerta lo sacó de su ensoñación provocando que de inmediato girara su rastro en aquella dirección. Espero paciente a que la persona que se encontraba del otro lado golpeara, sin pronunciar palabra ni mover un músculo hasta que el sonido de los nudillos sobre la puerta le indicaron que efectivamente era a él a quien buscaban - Adelante. - Su voz sonó calmada, pacífica y gastada, mal que mal los años no pasaban en vano, ni siquiera en el patriarca de Grezalia.

Giró su cuerpo para mirar de frente hacia la puerta, esperando a que entrara el adepto que osaba a interrumpir su calma, y cuando observó el rostro de Athos, una sonrisa se asomó a su rostro borrando cualquier expresión de preocupación anterior - Athos, qué sorpresa verte por estos lados - murmuró el anciano al tiempo que comenzaba a caminar hacia su escritorio, sentándose en la gran silla que sólo el patriarca podía utilizar, indicándole al Galiano que tomara asiento frente a él, dejando a los dos miembros del consejo separados por la gran mesa que tenía por escritorio el canoso hombre.
Gellert esperó, con su infinita paciencia, a que Athos tomara asiento para luego mirarlo de forma directa esperando a que le comunicara a qué se debía su visita, pues el patriarca era de aquellos que dejaba que las personas se explayaran todo lo que quisieran, interrumpiendo sólo cuando era estrictamente necesario.
avatar
Gellert el Matadragones


Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 01/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Athos el Indomable el Miér Jul 18, 2012 3:21 pm

Por sus años y experiencia Gellert debía saber algo de lo que le preocupaba a él, aunque dudaba que el hombre estuviera al tanto de cuanto habitante salía y entraba en Grezalia y eso sería un problema. Athos se arriesgaría, ni siquiera Helios o el bueno de Emmerys sabían de aquello, nadie había osado preguntar por su pasado y repetirlo en voz alta era algo de lo que había evitado toda su vida. Ahora allí se sentía como un tonto humano adolescente al que le tocaba preentar su libreta de evaluaciones a sus progenitores. No había llegado a tocar la puerta cuando la cortada y aspera voz de su patriarca había dicho que entrara. Con la mano en el pomo solo tuvo que guirar la perilla para abrirla y asomar su cabeza por allí en busca de la apresiación de Gellert para entrar del todo. La sonrisa invitadora del hombre de barba blanca lo hizo sonreír tambien y olvidar la penosa causa que lo había llevado a molestarlo.

- Buenos días capitan.. - saludó con su habitual manera de llamarlo, Gellert siempre se ganaría el respeto y compañía del moreno, simplemente por ser el mentor y maestro de todos allí. Aunque muchos pensaran que estaba obrando mal al seguir aquella tendencia y tenía ofertas extraordinarias del otro lado el corazón noble de Athos siempre seguiría la luz. Con prestancia caminó hacia el sillón que él le había indicado y dejó caer su gran cuerpo allí, bajando su capucha y sus azules ojos escrutaron al hombre frente a él.

- Esto está cómodo, quiero uno de estos para mi morada.. - dijo sonriendo y tocando lo mullido de aquella silla. Sabía que éste había esperado que comenzase a hablar para indicarle lo que había venido a hacer allí. - Necesito información señor, no espero que la tenga, pero sería mi último recurso, no sé si conocerá la historia que me ha llevado a vivir con aquellas personas que me han criado y que agradesco infinitamente pero creo que las raices son más que importantes.. - la mano de Athos se metió en el bolsillo de sus pantalones para sacar una hoja mal doblada y la extendió en el escritorio para que el patriarca pudiera mirar el dibujo de cuatro personas, aparentemente de un niño pequeño, allí habían una pareja de l mano, ella morena y él rubio tomados de la mano. Mas abajo y más pequeños había un niño, el mismo Athos y a su lado un bebé en una cesta. Los rasgos no eran claros, porsupuesto. - Necesito encontrar a mi familia.. - le dijo alzando otra vez la mirada hacía él, con los ojos cargados y esperanzados.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Gellert el Matadragones el Jue Jul 19, 2012 10:16 pm

Las palabras del muchacho se acomodaron en los oídos del patriarca impregnándose en su memoria tal y como sus discursos solían hacerlo. Decir que no le causaron preocupación ni intriga sería mentir, no obstante no permitió que aquellas emociones se reflejaran en su rostro ni en ningún otro lugar de su cuerpo, alertar al Galiano de forma innecesaria antes de tiempo no era una opción viable para el anciano.
Desde que Athos cumplió la mayoría de edad, Gellert había estado esperando por este día, pues conociendo como conocía al muchacho sabía que tarde o temprano querría saber de su familia biológica, lamentablemente las buenas noticias no formarían parte del discurso del mayor si es que se decidía a contarle la verdad al miembro más joven de su consejo.

Observó el dibujo que el ojiazul tendió sobre su escritorio y no tuvo ni siquiera que observarlo para saber quienes se encontraban en él, tan sólo recordar la cruel forma en la que aquellos Grezialitas se deshicieron de sus hijos a tan corta edad provocaba que una punzada de dolor atravesara el pecho del anciano aún cuando aquellas criaturas no fueran sangre de su sangre. Lamentablemente no había podido convencer a Kidara ni a Aramis de que se quedaran en la Isla y cuidaran de sus hijos, no obstante el anciano los había vigilado de cerca para no perderle el rastro a ninguno, asegurándose - como buen patriarca - de que tanto padres como hijos tuvieran lo necesario para subsistir. - Ciertamente conozco tu historia, Athos, la conozco muy bien - su voz, luego de unos minutos de meditación, se escuchó en su despacho de forma suave, casi en un susurro - es cierto que llega un punto en nuestra vida en el que queremos comenzar a cerrar... ciclos que están inconclusos... pero debo ser sincero... creí que Argón y Frida habían suplido con creces la falta de tus padres biológicos - su mirada subió por el rostro del galiano hasta posarse en los ojos azules del muchacho, penetrándolos con intensidad, como si pudiera leer sus pensamientos con aquel acto - Espero no estar equivocado en ese punto.
avatar
Gellert el Matadragones


Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 01/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Athos el Indomable el Vie Jul 20, 2012 8:44 pm

La miraza azul del moreno se había quedado en el hombre mientras hablaba, todo aquello sería un ciclo verdaderamente que necesitaba cerrar para comenzar con otro. No estaba alterado y su paciencia era infinita. Athos era un hombre bastante tranquilo y si no lo molestaban podía ser una buena compañía incluso. Tenía aún algo del niño a pesar de sus docientos años de vida. Escuchando al patriarca miró el despacho de éste, maravillandose por cuanta baratija había allí, siempre había sido curioso por lo que tomó la fotografía del escritorio de Gellert y la observó meditabundo mientras él meditaba. Allí podía ver a las tan afamadas y deseadas hijas de su maestro, sonrió de lado volviendo a levantar la vista cuando al fin hubo hablado.

- Oh claro que si, han sido muy amables compartiendo su morada, Frida es una madre increible con sus hijos.. - con ellos lo era, la pareja tenía además dos hijos propios, más pequeños incluso que él, Dastan y Dorian, gemelos ambos. - y Argón habría querido que fuera un mercader para ayudarlo, fue una desepción para él seguirle los pasos mi señor, ellos se han portado bien, pero nunca han sido mi familia.. - le dijocon tranquilidad, no los culpaba ni nada por el estilo, su noble corazón no lo permitiría.

- Sabe que pasó con ellos? - fue al punto de una vez, queria que Gellert fuera sincero con él, se creía preparado para enfrentar cualquier cosa que le dijese.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Gellert el Matadragones el Sáb Jul 21, 2012 9:35 pm

La pregunta directa por parte del Galiano era algo que Gellert se esperaba, mas no creía que fuera a ser pronunciada tan tempranamente en la conversación. Se levantó de su escritorio a paso calmado, como todo lo que hacía, y se dirigió a un gran mueble que había en la esquina de la habitación. Nadie, absolutamente nadie, ni siquiera su hija Charis, o Corban, que era el Grezialita de más confianza del anciano, sabían lo que contenía aquel alto pedazo de madera lleno de cajones, así como también nadie, ni siquiera el mismo Gellert, podía dimensionar lo que ocurriría si es que alguien, por A, B, o C motivo lograba abrir los cajones alguna vez.
Llevó su mano hasta el primer cajón y apuntó con su dedo índice un pequeño agujero que se encontraba en medio del mismo, provocando que un rayo de Luz lo atravesara abriéndolo de forma instantánea. Sus manos, con la misma paciencia con la que sus pies se habían movido, se fueron al lado izquierdo del cajón sabiendo qué es lo que buscaba y el lugar exacto en el que se encontraba.

Dio con la pequeña hoja que necesitaba a los pocos segundos, cerró el cajón sellándolo con la privacidad que había interrumpido y volvió a su asiento sin pronunciar palabra. Posicionó su trasero nuevamente en la grande silla al tiempo que dejaba la pintura encima del escritorio y sus labios se habrían para hablar, nuevamente utilizando las palabras precisas - Esta es una pintura de Thibault de hace un año atrás. Es la más reciente que poseo - murmuró el anciano dejando en claro que no era la única y, por ende, había estado siguiendo los pasos del muchacho - El lugar exacto en el que se encuentra no te lo puedo decir con exactitud, porque hace años que se apartó de su familia para vagar por la Isla, pero sí sé que su último destino fueron las Ruinas Draco. - Dejó que Athos procesara toda aquella información antes de volver a hablar - En cuanto a Kidara y Aramis, tus padres, no es mucho lo que puedo ayudarte, lo último que supe de ellos fue que habían naufragado en el Océano Thanatos - esta vez su voz fue más baja de lo normal, por lo que hubiese sido difícil de escuchar al aire libre, no obstante en la habitación había un silencio total lo que provocaba que la comunicación pudiera tener mayor efectividad. - Lo siento - murmuró en el mismo tono, pues era sabido que de todos los marineros, incluso maestros agua, que se habían atrevido a atravesar el Océano, en busca del "fin del mundo", ni siquiera uno había logrado regresar al lado de sus familias.


IMPORTANTE (?) xD:
Off: La pintura posee la calidad de una fotografía. En grezalia no hay aparatos tecnológicos como para sacar fotos, pero sí tenemos buenos pintores que captan la esencia de la persona a la perfección (?) xDDD
avatar
Gellert el Matadragones


Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 01/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Athos el Indomable el Dom Jul 22, 2012 5:09 pm

La mirada deAthosfue desde la pintura de las hermosas hijas de su patriarca a el observando como se paraba e iba hacia un escritorio de madera antiguo, cuantos años debería tener aquello? El moreno lo espero apoyando sus manos en su pecho, cruzados sus brazos ambos. Esperando que el anciano volviera a su asiento Athos frunció los labios, confuso por lo que traía en sus manos. Al ver aquella imágen se quedó callado, pero curioso lo tomó entre sus manos. Así que así se llamaba su hermano, solo recordaba la de veces que lo había llamado solo Thi, al no saber pronunciar bien su nombre, ahora, Thibault era un hombre, castaño y sonriente se veía en esa pintura, parecía aquello trazado por los mismos dioses. Podía ver sus rasgos en el joven, quizás se parecía más a su padre, pero ambos poseían los mismos ojos claros como el mar.

- Voy a buscarlo aunque sea lo último que haga.. - susurró dejando la pintura donde Gellert la había dejado, ya no la necesitaba, no se sacaría aquella imagen de su mente hasta volver a ver a su hermano menor. La pausa del patriarca le sirvió para repensar aquello, podía hacer un viaje, conocía las Ruinas como si se hubiese criado allí y quizas habia visto a su hermano por allí sin reconocerlo.

Gellert volvió a hablar esta vez encionadno a sus padres, el corazón de Athos se aprisionó en su pecho, sentía la garganta seca y el pulso hacía que sus manos no se quedaran quietas. Al escuchar del naufragio en Thanatos se quedó quieto prosesando aquellas palabras, no los conocería más, no podría preguntarles que era lo que los llevó a abandonarlos y aquello lo destrozaba. Con el rostro impasible el moreno se levantó de su silla con una mano en su frente.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Gellert el Matadragones el Vie Jul 27, 2012 6:06 pm

La reacción que invadió a Athos cuando se enteró de lo de sus padres fue exactamente la que el anciano había previsto. Motivo por el cual había retrasado esa conversación el máximo tiempo posible. Le partió el corazón notar como el rostro del muchacho pasaba de entusiasmado, por la noticia de su hermano, a la típica expresión de dolor cuando se perdía a un ser querido, se lo merecieran o no. Gellert no era nadie para juzgar a los padres de aquellos dos Galianos que habían tenido que subsistir por su cuenta al no contar con el refugio de sus propios padres, por lo que optó por no decir más palabras y, en su lugar, se levantó de su asiento para acercarse a Athos.
Posó ambas de sus manos en los hombros del muchacho, intentando darle consuelo aún cuando el integrante de su consejo no lo había pedido.

- Es una forma abrupta de enterarse, lo sé - murmuró el anciano intuyendo lo que pasaba por la mente del muchacho, sin soltarlo, mirando hacia el suelo recordando el cómo se había sentido él cuando su mujer había padecido aquel mismo fin. - Pero debes vivir el presente y mirar hacia el futuro, Athos. Thibault no está lejos de aquí y sé que sería bueno para ambos que se reencontraran. Te puedo brindar todo el apoyo que necesites si es que quieres comenzar a buscarlo. También le puedo pedir a Corban y Conan que vayan contigo. Con lo que está pasando en estos momentos no sería apropiado que hicieras este viaje por tu cuenta. - La advertencia del anciano dejaba entre ver una orden implícita. Mucha sangre se había derramado en antaño y Gellert no estaba dispuesto a perder un miembro tan valioso dentro de su consejo, mucho menos si considerábamos la cercanía que tenía el anciano con cada una de las personas que le juraban lealtad.

Esperó paciente a que Athos procesará su proposición temiendo que la noticia de la pérdida de sus padres lo cegara por completo y comenzara a arrebatarse dentro del despacho. El matadragones no temía a lo que Athos pudiera hacerle a él, o el daño que podía provocar en su despacho. Era lo que el Galiano estaba sintiendo por dentro a lo que le temía. El rencor, la rabia y frustración en momentos así podía cegar tanto a una persona al punto de no tener retorno, muy bien lo había aprendido con Tammuz, quien luego de la muerte de sus padres no había sido el mismo, por lo que no quería que Athos tuviera el mismo fin, ruin y vergonzoso.
avatar
Gellert el Matadragones


Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 01/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Athos el Indomable el Sáb Jul 28, 2012 10:00 pm

Las palabras del anciano patriarca había dejado un hueco muy hondo en el corazón ya destrozado del galeano. Athos no podía creer aún que no podría ver a sus padres, no les prodría pregutar nada de porque los habían dejado. Las manos arrugadas y al parecer debiles de Gellert se apoyaron en sus grandes hombros, sirviendole dealguna manera de contención para lo que en su mente pasaba en ese momento, debía hacer algo pronto, cualquier cosa. Su embotada mente se quedó lejos de allí mientras el ansiano volvía a hablar ofreciendole a él la protección de sus más fieles hombres. Siempre había admirado a eso dos hombres, mayores que él sin duda tenían la confianza que él pensaba no se había ganado del todo en su maestro.

- Me gustaría poder verlo, pero necesito hacer esto solo, es lo único que voy a pedir, lamento si voy a ofenderlo con ésto pues siempre ha sido gentil y considerado, pero esta vez necesito hacer este viaje sin compañía. Era algo demasiado personal como para involucrar a sus colegas. Esperaba que Gellert le concediese eso. Sabía cuidarse perfectamente bien. Athos lo seguiría siempre, podía equivocarse y tener maneras de niño cabrón, pero jamás miraría hacia las sombras sino con cierto recelo. Se alejó del hombre, necesitaba estar solo, prometiendole volver unos días luego de todo aquello.

Necesitaba un refugio antes de salir a sembrar su desgracia por Grezalia. Athos miró a Gellert una vez más antes de hacerse polvo en la carrera por salir del olimpo, tan fuerte que solo se notaba la tierra que levantaban sus botas. Athos salió de allí sin más. Necesitaba ir hacia sus padres.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Gellert el Matadragones el Lun Jul 30, 2012 11:25 am

Las palabras del muchacho lo alertaron. No quería que fuera solo, no quería que le pasara algo en el camino, el anciano cuidaba a cada miembro de su consejo como si fueran sus hijos, y eso incluía a Athos.

Se preparó para hablar, intentar persuadirlo aún cuando sabía que era una lucha perdida, sin embargo antes de que su mano se posara en su hombro y su voz se escuchara en la habitación, Athos se transformó en polvo desapareciendo de la vista del anciano dejándolo evidentemente preocupado.

Caminó, sin apurar su paso, dejado que su mente intentara encontrar la mejor solución a su preocupación, hasta llegar al gran ventanal en el que se había encontrado anteriormente. Observó con cuidado, sabiendo que sería imposible ver al Galiano en la imagen, no obstante continuó analizando cada parte del patio del Olimpo hasta dar con el cuerpo que andaba buscando.

Gellert no solía meterse en la vida de los demás, dejaba que cada persona tomara sus propias decisiones y luego aceptara las consecuencias de las mismas, no obstante cuando se trataba de la vida de sus súbditos rara vez dejaba todo en manos del destino. Sí, Athos era un fuerte guerrero y un hombre capaz de defenderse por sí solo, pero eso no significaba que el anciano dejaría que se enfrascara en aquel viaje sin un par de ojos extra mirando a su al rededor, preocupándose de lo que él no era capaz de observar en primera instancia.

Levantó su báculo hasta dejarlo a la altura de su cabeza, poniéndolo en alineación con el resplandeciente sol que iluminaba la Isla. Fue necesario tan sólo un segundo para que la persona que se encontraba en el patio de entrenamiento se percatara de que el patriarca le estaba dando un mensaje y, sin esperar más, Corban comenzó a caminar al interior del castillo.
Gellert volvió a caminar hacia su escritorio, esperando la llegada de su más leal consejero, tomando la pintura de Thibault entre sus manos. Si todo salía como estaba pensando aquella búsqueda les llevaría menos tiempo del esperado y así podría tener a ambos miembros de su consejo de vuelta antes de que las cosas comenzaran a empeorar en Grezalia.
avatar
Gellert el Matadragones


Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 01/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por The Medieval World el Lun Ago 06, 2012 6:43 pm




¡Tema cerrado!


avatar
The Medieval World
Admin

Mensajes : 128
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Necesito su ayuda, mi señorcito anciano.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.