¡Bienvenid@!

Nos encontramos en el año 745 de la Era de la Batida, en el continente de Grezalia, tierra de guerreros honorables, donde el hombre se conecta con la naturaleza al punto de poder controlarla a su antojo. El mal finalmente ha conseguido alzarse en Grezalia, Gellert el Patriarca ha caído prisionero bajo la espada de su propio hermano, Lucian, el nuevo Patriarca. Extrañamente el pueblo de Grezalia ha decidido aceptarlo como su soberano, especialmente luego de que éste anunciara la pronta celebración de la Batida y prometiera una sorpresa en la misma. ¿Logrará Lucian desafiar a Zeus e imponer que todo adepto de Grezalia aprenda a manejar los cinco poderes y así romper con el balance creado por la naturaleza o el bien volverá a gobernar y el orden permanecerá intacto? Es una pregunta que todo Grezialita se hace actualmente, sin embargo hay una interrogante aún más preocupante que ésta: La isla ya no es lo que era, no se puede ser neutral bajo estas circunstancias, así que todos deben elegir un bando... ¿Tienes claro cuál es el tuyo? ¿Serás un adepto fiel al nuevo patriarca o lucharás para que el hombre nombrado por Zeus vuelva a gobernar? El futuro de Grezalia está en tus manos, sólo debes decidir cuál es el futuro que deseas vivir. ¡Bienvenidos a Grezalia, tierra de guerreros honorables!



¡Conectate!

Si no tienes cuenta ¡no dudes en registrarte!
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos




Grezalia

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.


Administración



GELLERT
MP -PERFIL
LUCIAN
MP -PERFIL


Moderación


TAMMUZ
MP -PERFIL
KORE
MP -PERFIL
NOVA
MP - PERFIL




Awards




El indomable
Mejor personaje masculino


La Voraz
Mejor personaje femenino


Natasha & Torek
Mejor pareja


Adhara, Helios & Emrys
Mejor Trío

Últimos temas
» World´s Inuyasha RPG [Élite]
Sáb Jul 06, 2013 11:15 pm por Invitado

» Vampiro Edad Victoriana {Elite}
Lun Mayo 27, 2013 4:58 pm por Invitado

» Fábulas de Vossed [Élite]
Lun Dic 31, 2012 1:40 am por Invitado

» Lacrim Tenebris. Foro rol steampunk. +18 [Élite]
Vie Dic 28, 2012 5:15 pm por Invitado

» Ya no me acuerdo, si tus ojos eran marrones o negros, como la noche o como el día que dejamos de vernos -
Vie Dic 28, 2012 10:11 am por Rhea de Galia

» Desires.-
Mar Nov 20, 2012 5:39 pm por Arwen de Hydronia

» The Scars will remain {#} | Normal.
Lun Nov 19, 2012 7:35 pm por The Medieval World

» Se mi dios - Tammuz -
Lun Nov 12, 2012 11:05 pm por Tammuz el Invicto

» Mujeres, ¡bah!
Miér Nov 07, 2012 1:10 pm por Thot el Bastardo

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb Jul 28, 2012 12:01 pm.









Créditos

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Agradecemos a las fuentes que nos fueron de ayuda para la organización de la página y las imagenes: We heart it, Google, Tumblr, DeviantART © Copyright 2011 - 2012 Make It Count – The Medieval World Todos los derechos reservados. Agradecimientos especiales al Host del foro. Foroactivo
Licencia Creative Commons

Heaven can wait for me as I'm grounded here on earth eternally {Kore}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heaven can wait for me as I'm grounded here on earth eternally {Kore}

Mensaje por Ernst el Miér Sep 05, 2012 12:21 am

Lost hopes, all those kind words could hurt him even more, now
Somehow, lost one more way back home

El hombre que volvió de la muerte aún no entendía porque se hallaba en áquel paraje donde el diablo había perdido el sombrero. Ni tampoco le importaba. Había conseguido por fin poder escapar de su exilio autoimpuesto en las Ruinas Draco, y su maltrecho don, obedeciendo la casi muda orden de "Agua Fresca", lo llevó a éstas tierras dónde sólo había un tímido arroyo de agua cantarina.Ernst era la sombra de un hombre que una vez supo sonreír. Y ahora tan sólo podía hacer una socarrona mueca cuando algo le parecía digno de su atención.

-¿Y qué más digno de mi atención que una hermosa Aurora Bóreal?-se preguntó, una vez más, interpelando a sí mismo, recordando áquel fenómeno que pudo ver sólo dos veces en su larga vida. Sú unico compañero en los años de soledad. Ni siquiera las charlas casi interminables de Lucian, o los incidiosos comentarios de la Voraz, o de aquella sombra que le había ofrecido el nefasto trato que lo había mandado en un viaje sin retorno a los abismos de la desesperación, le ofrecían la compañía y el consuelo que él necesitaba. Sus soliloquios eran su pequeño espacio personal para no perder la cordura, y si bien mucha gente creería que hablándose a sí mismo, ya merecía ser tildado de "enfermo mental", sin que hubiera éter que lo curase; él sabía que su mente y su raciocinio estaban intactos.

-Hace ya varias centurias que vi la última, y son de verdad preciosas, es una lástima que en las Ruinas ni aquí no pueda verse bien... o casi nada-comentó, llevando su antebrazo sobre sus ojos, protegiéndose de la luminosidad del sol, que le dañaban la retina. Demasiada luz para alguien que había danzado a ciegas por más de sesenta años, resultaba mortífera.

Observando su ajado rostro, reflejado en un lago producido por el deshielo de las nieves invernales, no se halló a sí mismo. Su cabello estaba desordenado, pero su barba se mantenía impecable, su único pecado de vanidad a la hora del mantenimiento personal. Sus ropas, lejos de los colores que otrora había llevado, ahora eran de tonos terrosos y de telas baratas. Porque cuando vives siendo al sombra de alguien más, no necesitas vestirte bien para impresionar a nadie. Si alguien lo veía ahora, vería a un hombre en edad de retirarse, de aspecto casi andrajoso, pero con la espalda recta que hablaba de años de un garbo masculino que había sido mantenido a través del paso del tiempo. Nadie vería en este vagabundo, a áquel que supo ser Ernst de Iluminia. Nadie tenía porque verlo, tampoco.

-¿Sabes que es lo peor de estar aquí sólo? Estar aquí sólo-sentenció, a la vez que asentía con su cabeza, y ahucando sus manos, recogió un poco de agua, y se la echó en el rostro, sintiendo al prístino líquido hidratar cada poro de su piel, y refrescar sus quebrados labios. No era nadie, no le importaba ser alguien, pero una idea palpitaba en sus neuronas, brillante como la sangre que manaba de una herida recién abierta. ¿Hallaría alguna vez a su rosa? ¿Su rosa le permitiría mirarla a los ojos? ¿Sería capaz de mantenerla con vida?
avatar
Ernst


Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 17/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heaven can wait for me as I'm grounded here on earth eternally {Kore}

Mensaje por Kore la Bella el Miér Sep 26, 2012 5:02 pm

No había visto a Marduk ni a Józef luego de que decidieran separarse diez días atrás. Conan se había encargado de ser su sombra todo ese tiempo, la había recogido de donde la casa de Athos y ambos habían emprendido viaje nuevamente, llegando por fin a donde la Isla de la muerte, un lugar sórdido y espantoso que ponía toda la piel de Kore de puntas. Ambos habían caminado muy cerca el uno del otro hasta que la galiana había sentido una fuerte punzada en donde la sien derecha, sentía una vibración extraña bajo sus pies que la hizo retener el aire antes de echarse a correr sin escuchar los gritos de Conan y sus pesados pasos tras ella intentando darle alcance en vano. Pronto ella se había perdido por completo de su vista, había atravesado el pueblo fantasma y estaba casi saliendo de él cuando se detuvo en seco. Una casa desvencijada llamó su atención y ella se acercó a ella presa de su instinto. Era peligroso que se acercara tanto porque la casa parecía estar por venirse abajo en cualquier momento pero lo que seguro se desmoronaba primero sería su alma, no podía ser que estuviera viendo a ese hombre de nuevo, que aún viviera, su padre.

¿Por qué Dioses? No pudo decirle nada pues toda palabra se le había retirado de la garganta imposibilitándola para llamar la atención de aquel hombre que hablaba consigo mismo acerca de estar solo allí, en ese sitio tan sucio y desagradable. Los ojos de la muchacha seguían cada movimiento de quien huna vez fuera su padre hasta que éste mismo se volteó y ambos quedaron frente a frente mirándose a los ojos. Una descarga eléctrica la recorrió de la cabeza a los pies, atornillándola al suelo, como si de pronto le crecieran raíces y ella fuera un árbol de ese sitio, tan podrido y solo como Ernst de Iluminia. No sabía como enfrentarlo, o qué decirle, no podía correr hacia él y abrazarlo porque no lo merecía, porque no sabía si él era de verdad real o si acaso ese sitio había drenado su cordura por completo sin que ella lo notara durante la carrera hasta allí. Kore balbuceó para luego aclararse la garganta, irguiéndose ante él, preparándose para lo que tuviera que hacerlo.

- ¿Qué haces aquí? ¿Por qué te marchaste?- preguntó, su voz apenas más alta que un susurro rompiendo con el silencio que se había instalado entre los dos cuando se miraron a la cara. Kore no podía asegurar que valdría la pena si él le contestaba, pues habían sido casi setenta años de abandono, él había dejado morir a su madre. No creía que nada de lo que él pudiera decirle justificara ni remotamente su abandono.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.