¡Bienvenid@!

Nos encontramos en el año 745 de la Era de la Batida, en el continente de Grezalia, tierra de guerreros honorables, donde el hombre se conecta con la naturaleza al punto de poder controlarla a su antojo. El mal finalmente ha conseguido alzarse en Grezalia, Gellert el Patriarca ha caído prisionero bajo la espada de su propio hermano, Lucian, el nuevo Patriarca. Extrañamente el pueblo de Grezalia ha decidido aceptarlo como su soberano, especialmente luego de que éste anunciara la pronta celebración de la Batida y prometiera una sorpresa en la misma. ¿Logrará Lucian desafiar a Zeus e imponer que todo adepto de Grezalia aprenda a manejar los cinco poderes y así romper con el balance creado por la naturaleza o el bien volverá a gobernar y el orden permanecerá intacto? Es una pregunta que todo Grezialita se hace actualmente, sin embargo hay una interrogante aún más preocupante que ésta: La isla ya no es lo que era, no se puede ser neutral bajo estas circunstancias, así que todos deben elegir un bando... ¿Tienes claro cuál es el tuyo? ¿Serás un adepto fiel al nuevo patriarca o lucharás para que el hombre nombrado por Zeus vuelva a gobernar? El futuro de Grezalia está en tus manos, sólo debes decidir cuál es el futuro que deseas vivir. ¡Bienvenidos a Grezalia, tierra de guerreros honorables!



¡Conectate!

Si no tienes cuenta ¡no dudes en registrarte!
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos




Grezalia

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.


Administración



GELLERT
MP -PERFIL
LUCIAN
MP -PERFIL


Moderación


TAMMUZ
MP -PERFIL
KORE
MP -PERFIL
NOVA
MP - PERFIL




Awards




El indomable
Mejor personaje masculino


La Voraz
Mejor personaje femenino


Natasha & Torek
Mejor pareja


Adhara, Helios & Emrys
Mejor Trío

Últimos temas
» World´s Inuyasha RPG [Élite]
Sáb Jul 06, 2013 11:15 pm por Invitado

» Vampiro Edad Victoriana {Elite}
Lun Mayo 27, 2013 4:58 pm por Invitado

» Fábulas de Vossed [Élite]
Lun Dic 31, 2012 1:40 am por Invitado

» Lacrim Tenebris. Foro rol steampunk. +18 [Élite]
Vie Dic 28, 2012 5:15 pm por Invitado

» Ya no me acuerdo, si tus ojos eran marrones o negros, como la noche o como el día que dejamos de vernos -
Vie Dic 28, 2012 10:11 am por Rhea de Galia

» Desires.-
Mar Nov 20, 2012 5:39 pm por Arwen de Hydronia

» The Scars will remain {#} | Normal.
Lun Nov 19, 2012 7:35 pm por The Medieval World

» Se mi dios - Tammuz -
Lun Nov 12, 2012 11:05 pm por Tammuz el Invicto

» Mujeres, ¡bah!
Miér Nov 07, 2012 1:10 pm por Thot el Bastardo

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb Jul 28, 2012 12:01 pm.









Créditos

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Agradecemos a las fuentes que nos fueron de ayuda para la organización de la página y las imagenes: We heart it, Google, Tumblr, DeviantART © Copyright 2011 - 2012 Make It Count – The Medieval World Todos los derechos reservados. Agradecimientos especiales al Host del foro. Foroactivo
Licencia Creative Commons

Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Lun Sep 03, 2012 1:37 pm

Difusos pensamientos se agitaban en su interior, diversas sombras parecían invadir sus sueños; le causaban miedo, eso entes se acercaban a su cuerpo y le clavaban decenas de pequeñas agujas en todas partes.-“Deténganse”- rogó, pero su boca no emitía ruido alguno, parecía haber sido silenciada por una misteriosa fuerza que tenía el control total sobre su ser. –¡Nooo!- exclamó incorporándose con rapidez hasta quedar semisentada y aferrándose a un muchacho que estaba junto a su lecho. Le tomó unos minutos percatarse de que estaba en el dormitorio de las adeptas y que nadie le estaba causando daño, todo parecía haber sido una pesadilla; curioso porque desde hace más de 100 años que no sufría ningún tipo de pesadillas. Con lentitud levantó la cabeza de aquel torso que la cobijaba –Lo lamento, me asusté.-

Sus ojos se encontraron con el rostro de Helios y todos los acontecimientos sucedidos se agolparon en su mente. Con prisa llevó sus manos al abdomen y lo palpo con delicadeza, un leve dolor parecido al dejado por un fuerte golpe le indicó el lugar donde la espada de aquel exiliado la había perforado, pero ningún otro vestigio daba cuenta de la herida mortal que había sufrido minutos, segundos u horas atrás. -¿Cuánto tiempo ha pasado?- preguntó fijando su vista en los ojos de Helios, le parecía curioso aún estar con vida. Cuando el exiliado la había mirado con esos ojos que solo destilaban odio y desprecio, ella se había resignado a que eso sería lo último que vería en su vida. Se había entregado a sus manos, dispuesta a morir debido a él.

Pensándolo ahora le parecía vergonzoso haberse rendido tan rápidamente, no estaba en su esencia dejarse dominar por su oponente y más si de ello dependía su vida. Curiosas son las elecciones que tomamos cuando estamos adportas de la muerte, definitivamente aquel suceso le serviría como una dolorosa experiencia y recordatorio, de que nunca más debería enfrentarse de manera confiada a un exiliado, ellos habían dejado de lado su humanidad y por ende, no debían ser tratados como tales. -¿Estás seguro de que estoy viva?- preguntó con inseguridad, aún no se convencía de estar viva y necesitaba que alguien se lo confirmara. Después de todo, dicen que al morir construimos nuestra propia fantasía, y si esta era la suya, le parecía apropiado que Helios estuviera en ella; ya que había sido el último rostro que había contemplado antes de desmayarse.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Mar Sep 04, 2012 8:22 pm

Ella se había desmayado incluso antes de dejar el cementerio atrás. Cuando me aparecí en el Olimpo llevándola en brazos, ambos completamente bañados en su sangre, no se podía estar seguro de lo que había pasado. Pero cuando vieron a quien en realidad traía causamos real preocupación entre las miradas de los presentes. Me hicieron poner su delgado e inerte cuerpo sobre una cama y mientras algunos se sumieron en ella tratando de buscar la herida mayor a sanar, otros trataban de hacer lo mismo conmigo. De nada les valía que les gritara que yo no estaba dañado, que toda la sangre era de ella, rasgaron mis ropas hasta que estuvieron conformes de que las únicas heridas que tenía eran las de mis palmas y rodillas por haberme dejado caer en la tierra al lado de ella. Sin embargo no les permití llevarme a otro lugar mientras trabajaban sobre Adhara, necesitaba saber que había llegado a tiempo, y me sabía mal que se estuviese muriendo por mi incompetencia. Rasgaron su túnica igual que hicieron con mis ropas, para empezar a sanar de a poco y dolorosamente su cuerpo. Se le notaba que le causaban dolor, se removía y tenía el ceño completamente fruncido. Al cabo de un tiempo, me quitaron de enfrente cuando ya la habían sanado, iban a cambiarle las ropas y por supuesto yo si que tenía prohibido ver eso.

Me dieron algunas ropas para que me cambiara, las mías estaban cubiertas de sangre, y aun así después de hacerlo, apenas lave mis manos y me dirigí a los dormitorios de las adeptas, donde Adhara descansaba. Me dijeron que no despertaría por unas horas, pero no me importaba, simplemente tomé una silla y me senté al lado de su cama. Durante ese momento una mujer nos acompañó todo el tiempo, me daba igual que no me tuvieran confianza, era mejor que quedarse afuera y esperar que te dieran noticias que nunca iban a llegar. Me preguntaron quien la había atacado, pero no pude responderles, yo no lo vi, y sabía que la única que tendría la respuesta sería Adhara.

Mis pensamientos, cualesquiera que fueran mientras observaba su tierno rostro dormir, fueron interrumpidos por su abrupto despertar. Me sobresalté, pensando en que no le había curado bien. Se aferró fuertemente a mi, mientras jadeaba quizás por un mal sueño. Negué, y llevé mis manos a sus hombros cuando la suya se fueron a su estomago, tocando donde el atacante le había herido de forma mortal -deberías descansar- no la empujé pero le sugerí que se volviera a recostar -solo han pasado un par de horas- solo cuando estuvo recostada me quedé tranquilo y me senté nuevamente a su lado tomando una de sus manos entre las mías y sonriendo por primera vez desde que la volvía a ver. Sus palabras eran un suave susurro, quizás por la impresión de casi morir a manos de un hombre que no tenía reparos de asesinar a una chica como ella, una chica que ni siquiera tenía ganas de entrar a una guerra. -Por un momento casi lo dude... lo siento por no llegar a tiempo- aun tenía sangre seca de ella pegada en parte de mi piel, como los brazos, cuello e incluso el pantalón, solo la camisa me la había cambiado.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Miér Sep 05, 2012 8:00 pm

Se dejó caer nuevamente sobre la mullida almohada, mientras de manera casi automática acariciaba el interior de la palma de la mano del muchacho. Aún le pesaba su imprudencia, de haber sido un poco más humilde y consciente de sus capacidades habría huido cuando el desterrado la atacó por primera vez, pero no, como ella se sentía la luchadora estrella y gran hija del patriarca le había respondido y las consecuencias eran ahora evidentes. Por primera vez en mucho tiempo sentía que no estaba lista para “graduarse”, que su larga estadía en el Olimpo no parecía haber rendido frutos y que quizás su destino no era lo que ella había soñado. Tal vez debería hacer como muchas mujeres de esta tierra y conseguirse un esposo, olvidando su entrenamiento y ocupando aquella habilidad solar solo para hacer cosas sencillas. Sus sueños se derrumbaban lentamente y su autoconfianza parecía haberse fracturado seriamente.

Con un parpadeo salió de aquel pequeño ensimismamiento y sonrió con dulzura a Helios –Muchas gracias, llegaste justo cuando necesitaba a alguien, soy consciente de que te debo la vida. De no ser por ti, en este momento de seguro estaría muerta.- el agradecimiento se refleja en sus pupilas, pero no era lo único que contenían, una nueva emoción se dejaba entrever en ellas, algo brillante y agradable que era similar a la idolatría, Helios había sido su héroe, aquel príncipe que sobre un caballo blanco llegaba al rescate –en este caso, sin el caballo blanco-, pero con la misma valentía y nobleza que caracterizaban a aquellos héroes tan mencionados por los cuentos infantiles humanos, historias que había escuchado de boca de algunos elegidos.

Rompiendo el agarre que él tenía sobre sus manos volvió a incorporarse mientras analizaba su aspecto, estaba algo despeinado, con una camisa limpia pero sin embargo su cuello y brazos lucían abundantes manchas de sangre rojiza, que obviamente eran de ella. -¿Has estado siempre junto a mi?- preguntó con algo de preocupación –Deberías haberte ido a casa, era más que suficiente que me hubieras dejado aquí, en manos de los sanadores. No era mi intención incomodarte.- solo la idea de imaginarlo junto a su cama, velando su sueño, bastaba para ilusionar a la muchacha. Sería una escena perfecta y agradable, algo que le hubiera gustado poder contemplar. Aunque claramente era imposible.

Mientras contemplaba su rostro y acariciaba aquellos lugares en que su sangre lo había mancillado, una nueva preocupación invadió su corazón, ¿qué había sido de Tammuz? En su mente se instalaba el leve recuerdo de sus ponzoñosas palabras y de la estocada casi mortal que le había propinado, de ahí en adelante las cosas eran borrosas. –Y el desterrado ¿Qué fue de él? ¿No te hizo daño?- preguntó con latente preocupación y su corazón empezó a latir más rápido, quizás se había apresurado al juzgar que la sangre era de ella, tal vez Tammuz también había atacado al salemita y le había propinado algunas heridas.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Sáb Sep 08, 2012 6:23 pm

Negué porque yo mismo no me consideraba un héroe, estaba muy consciente que pude hacer mucho más cuando la vi siendo atravesada. Sin embargo no fui más rápido aunque pude, todo por ser un poco más cuidadoso con mi persona. Estaba muy pendiente de las caricias que recibía de sus manos al tenerlas unidas, aunque no era suficiente para hacerme sonreír, simplemente el recuerdo de su sangre inundando mis manos conseguía que cualquier atisbo de sonrisa se esfumara de mi rostro -me duele decir que no hice nada en realidad más que traerte aquí- pero yo hubiera hecho mucho más por ella, yo hubiera dado la vida si hubiera sido el caso con tal de que ni siquiera tuviera este dolor.

Me sorprendió un poco la pregunta y al abrir un par de veces mis labios para responder sabía que ninguna respuesta sería realmente coherente del porque estaba aun aquí a su lado. De hecho la adepta que aun estaba en esta habitación con nosotros estaría de acuerdo con Adhara de que debí irme hace horas, o apenas haberla dejado aquí sana y salva. -Lo siento, solo he estado aquí un par de horas, quería asegurarme que estabas bien- junté mis manos ahora que ella las había separado y apoyé mi espalda en la silla que estaba sentado, algo avergonzado en realidad. Me puse de pie, porque yo me había quedado para sacar un nombre de sus labios, pero preguntarle y recordarle quien era, lo que había hecho era un shock del que yo no me permitiría ser parte. Estaba bien con ser su salvador, su amigo protector, pero no iba a atormentarle la recuperación. Con una mano empecé a hacer lo que debí hacer hace horas, tratar de sacar esa sangre seca de mi piel, de hecho hasta que ella la tocó no me di cuenta que la tenía, cuando me cambie la camisa no estaba pensando en mi -el no me tocó, ni siquiera me miró, solo escapó a través de un rayo del sol que aun no se escondía- dije con algo parecido al odio en mi voz.

Nunca había vivido nada que me hiciera odiar a nadie, y hasta el día de hoy no conocía aquel sentimiento que ennegrece los corazones de los hombres. Mis padres, dentro de su infinita sabiduría, me habían enseñado a comprender los actos y motivaciones de todas las personas a mi alrededor, y mientras podía ser capaz de ponerme en sus zapatos, era capaz de entenderlos, justificarlos y no pensar mal de ellos. ¿Pero como podría entender y justificar una acción tan cobarde como la de hoy? Una cosa era pelear con una persona en igualdad de condiciones, y cual era la necesidad de asesinar a una chica, porque su intención no había sido dejarla vencida en el suelo, sino matarla, y quien sabe si era algo planeado. ¿Debería hablar con el patriarca y sugerirle vigilancia para sus hijas? -se que no debe ser sencillo recordar, pero ¿sabes quien era?- pregunté girándome para darle la cara nuevamente. ¿Debería decirle lo que había pasado a Emrys? Seguramente mi amigo debería saber, se preocuparía y ella querría verlo a su lado mientras se recupera.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Sáb Sep 08, 2012 10:31 pm

Una sensación de alivio recorrió su cuerpo y su pulso retorno a un ritmo cercano a lo normal, la sola idea de saberle herido por su culpa le causaba un dolor muy superior al que podía soportar, no era capaz de soportar la idea de ver a alguien sufrir por su causa y le alegraba que ese no hubiera sido el caso. Siguiendo en aquella postura semisentada acomodó la almohada en su espalda, buscando quedar un poco más cómoda, pero no pudo omitir un pequeño gesto de dolor; recordaba innumerables heridas curadas gracias a la habilidad de los Iluminitas pero ninguna había sido como esta, a pesar de haber transcurrido algunas horas desde su curación seguía sintiendo un pequeño ardor, como si la herida aún se estuviera sanando. Y no era de extrañar ya que la laceración que le había propinado el desterrado había sido con la intención de matar, profunda, desgarrante y con odio, claramente ese tipo de herida no se curaba con la misma facilidad que una de entrenamiento.

Sus manos se alejaron del cuello de Helios cuando él se levantó, lo notaba diferente, distante. No solo de manera física, sino más que nada emocional, enérgicamente. Adhara pensaba que quizás se debía a la situación que acababa de presenciar, un shock así de fuerte no era cosa ligera, pero en su interior algo le decía que había algo más. Quizás ella había esperado otro tipo de trato, más cercano, más personal, después de haberlo besado en el lago creía que él se comportaría de manera diferente, quizás más romántica. Pero una pequeña voz en su cabeza le indicó que ella lo había besado, no él a ella, por ende no debía albergar esperanzas de que algo pudiera suceder.

Su pregunta la hizo volver a la realidad, el desterrado había huido de manera cobarde ante la llegada de Helios y por ende él no había tenido oportunidad de verlo. Si bien los recuerdos de la muchacha eran algo borrosos y sobre todo dolorosos, el nombre y rostro de aquel hombre serían cosas que nunca podría olvidar; aquella mirada que solo destilaba odio y desprecio, aquel rostro demacrado por el exilio y su habilidad en la pelea, estaban grabadas a fuego en su mente. -Lo recuerdo- dijo con un tono de desolación -creo que jamás podré olvidarlo. Era Tammuz, el hermano de Conan.- esas simples palabras bastaron para que una lágrima resbalara por su mejilla, su autocontrol se había desbaratado y se sentía como una niña pequeña, que solo necesitaba un abrazo y que alguien le dijera que nada malo le iba a volver a suceder. Lentamente aquella solitaria lagrima fue seguida por muchas más, que inundaron con rapidez su blanquecino rostro, con rapidez cubrió sus ojos con sus manos esperando que Helios no hubiera notado aquel lapsus de debilidad. No estaba acostumbrada a llorar, el entrenamiento y experiencias de la vida le habían ayudado a templar su carácter, demostrando de cierta manera que llorar era una forma de debilidad y ella no quería y no debía ser débil.

-¿Le contaste a alguien que estoy aquí, le dijiste a Emrys?-preguntó aún con algunas lágrimas resbalando por sus mejillas. La presencia del muchacho era muy importante para ella, siempre que tenía algún problema recurría a él, era el único que podía otorgarle consuelo y seguridad en momentos difíciles y esperaba que en esta ocasión no tardara en llegar. Mentiría diciendo que la compañía de Helios no le transmitía tranquilidad, pero lo que sentía por Emrys era diferente, una relación de amistad y compañerismo que era muy difícil de reemplazar.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Dom Sep 09, 2012 5:10 pm

La miré con bastante interés cuando determinó que recordaba quien había sido ese cobarde que la había atacado, ese cobarde que había huido apenas yo había aparecido en escena. Sabía que este nombre me iba a perseguir durante mucho tiempo, la sed de venganza que hoy tenía contra él era inmensa y no podía ser disminuida con que otro llevara esa labor. Tenía que ser yo. Ahí estaba, Tammuz, el hermano de Conan. Sabía que incluso los mejores hombres de Grezalia tenían un hermano dentro de las filas oscuras, y Conan no era la excepción. Aquel amable Ilumita tenía un peso en su espalda y era su hermano mayor, pero no podía dejarme influenciar por haber conocido a Conan aquel día en Salem, su hermano era un ser completamente oscuro lo podía ver, y debía ser destruido. Y era muy probable que fuera de lo más difícil de hacer, habían muchas leyendas sobre aquel nombre y aquel hombre, sin embargo mi mente estaba dispuesta a intentarlo, y mientras tuviera agallas, tendría una posibilidad.

Recién cuando me di cuenta Adhara cubría su rostro con sus manos y no me fue difícil pensar que cosa cubría, sus lágrimas. Sin pensarlo dos veces caminé con decisión hasta la cama, sentándome en ella y poniendo ambas manos en su espalda. Sin esperar confirmación de la muchacha, acerqué su rostro a mi pecho y la abracé. Era un abrazo apretado, un abrazo que por si solo decía que yo estaba aquí, que no me iría de su lado a menos que estuviera completamente seguro de que se encontraba a salvo. La próxima vez sería mucho más rápido para llegar a ella, la próxima vez no dejaría que la dañaran así, la próxima vez no iba a permitir que le hicieran daño y mataría aquel que la hiciera sufrir. Si, estaba seguro de eso, estaba dispuesto a matar por ella, a matar a quien fuese que se atreviera a hacerla sufrir.

Sus pregunta, no me la esperaba. ¿Pero entonces que esperaba? ¿Qué se arrojara a mis brazos? ¿Que me amara por haberla salvado? No era el hombre de sus pensamientos y eso debía empezar a aceptarlo ya, si no quería simplemente sufrir el día de mañana. No me iba a entrometer, no podía entrometerme, se lo debía a mi amigo -se lo diré apenas lo vea- dije con la voz hecha un hilo apenas, al no saber porque me costaba tanto decirlo -y lo obligaré a que venga a verte lo más pronto posible, mañana, porque hoy debes descansar- la solté y me levanté de su cama. Un corazón roto en varios pedazos se preguntaba la razón de aquel beso en el lago, o de aquellas caricias que le brindó antes a mis manos, incluso sus manos tocando la sangre seca de mi piel parecía una tortura de ella hacia mi. Lo mejor sería mantener mi distancia desde hoy en adelante, olvidar por siempre su sonrisa, su mirada, sus caricias porque no eran mías. -Ya debería irme, así te dejo descansar-.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Dom Sep 09, 2012 10:43 pm

Los fuertes brazos de Helios rodearon su frágil cuerpo, dándole seguridad y de cierta manera volviendo a reconstruir aquella pared de fortaleza que se había derrumbado cuando las primeras lágrimas de la muchacha habían emergido. Su contacto era cómodo, cercano y en una muda comunicación comprendió que él estaría junto a ella cuando lo necesitara, que la protegería y cerrando los ojos refugió su cabeza en su bien formado cuerpo. Disfrutaba de su contacto como pocas veces lo había hecho, se sentía cálido, amable y complementario, como si fuera lo único que necesitara en su vida.

Pero aquella atmósfera se rompió rápidamente debido a la pregunta emitida por la muchacha, lamentando haber arruinado el momento escuchó sus palabras. Su tono dejaba entrever algo irreconocible para la muchacha, que atribuyó a molestia; quizás había sido descortés preguntarle por Emrys cuando era él quien la había salvado, rescatado y quedado varias horas velando su sueño, solo para asegurarse de que estuviera bien. Sí, definitivamente no debería haber dicho es, aún cuando le gustaría tener a Emrys a su lado. -¡No te vayas!- exclamó levantándose con dificultad de la cama mientras salía a interrumpirle el paso, ya que él se acercaba a la puerta. -Tú compañía es todo lo que necesito en este momento, no quiero estar sola- mirando directamente a sus ojos espero que él viera que solo le bastaba con su compañía para ser feliz, era a él quien necesita y a nadie más.

Sus manos se dirigieron al mentón de Helios, lo acarició con lentitud; memorizando cada una de sus imperfecciones, su rostro le causaba una sensación hipnótica. A pesar de estar haciendo un esfuerzo para estar de pie no le importaba, en aquel momento solo pasaba por su mente la idea de hacerlo sentir cómodo, demostrándole que él era importante, que significaba mucho más de lo que podía decir y que se arrepentía de haber arruinado aquel momento hablando de Emrys. -Sabes, desde aquel día en el lago tu recuerdo me acompaña. Cada vez que cierro los ojos rememoro aquel beso que te robé, eres el único que me ha hecho sentir algo especial, pero temo que no sientas lo mismo- sus palabras eran sinceras y esperaba que sus ojos reflejaran lo mismo, no sabía de dónde había sacado el valor para decir aquello pero se alegraba de haberlo hecho, sus manos descendieron lentamente del mentón a la espera de alguna reacción, estaba preparada para cualquier cosa y prefería una respuesta sincera antes que albergar esperanzas infundadas.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Lun Sep 10, 2012 2:47 pm

Le sonreí con amabilidad, como debería hacer un amigo que no sobrepasa los límites que deben tener un hombre y una mujer. Pero era lo correcto, antes se había especificado que ya había sobrepasado los límites de quien estaba bienvenido y ya debía haberme largado hace mucho a mi casa. Y ahora que veía que ella estaba bien, al menos entera, porque bien no estaba y sus lagrimas me lo habían demostrado, pero bien en el sentido físico. Di media vuelta y comencé a caminar a la salida, pero el grito de Adhara me hizo detenerme de improviso solo para verla dejar su cama con total rapidez y venir casi corriendo a cerrarme el paso. Mis ojos se abrieron y mi corazón se aceleró pero de preocupación al verla caminar con cierta dificultad y dolor aun por su herida que todavía parecía que le sanaba interior. Por un momento me quedé completamente paralizado, como aquella vez en el lago, y pude ser conciente de tanto mis latidos como mi respiración. Sus delgados dedos calidos tocaban mi fría piel y me llegaban a quemar de tan intenso que era el contacto.

Pero fueron sus palabras las que realmente hicieron mella en mi corazón. ¿Qué era esto que me estaba haciendo sentir? Apenas pude creer lo que me estaba diciendo, ella sentía lo mismo que yo, porque yo tampoco podía olvidar aquel beso robado que no fui siquiera capaz de responder. Pero no podía hablar, no ahora, no después de eso, que le iba a decir. Solo supe que no iba a dejar escapar, este momento como el otro, no podía dejar que se me fuera de las manos. Acerqué solo mis labios a los suyos, y los uní con completa suavidad, dando un beso tímido pero queriendo responder con él y aclararle que yo sentía igual. Y por primera vez en lo que iba del tiempo que habíamos hablado, olvide completamente a mi amigo Emrys, durante este beso el pensamiento sobre él no tenía cabida en mi cabeza y me entregué por completo al sentimiento que Adhara me entregaba. Me separé algo avergonzado del mismo, sin estar muy seguro de estar arrepentido de lo que había hecho, por fin había tomado coraje para algo que en realidad yo quería.

Sin embargo todo esto era muy confuso, mis sentimientos no parecían ponerse de acuerdo sobre si quería la felicidad de mi amigo o la mía. Por primera vez me sentía egoísta y quería ser yo el que consiguiera el premio, ni la batida me importaba más ahora. La tomé entre mis brazos y la llevé de vuelta a la cama, así de la misma forma que la tomé cuando la traje aquí y una vez le ayude a cubrirse nuevamente me senté a su lado en la cama. -No siento lo mismo, lo que siento es muy diferente, desearía que no me hubieras robado un beso en el lago, sino que te lo hubiera respondido, porque nunca quise hacer algo más que besarte-. Me sentía cobarde, cobarde y egoísta, con Emrys, por actuar a su espalda y tratar de quitarla la chica, sin duda yo era de lo peor.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Mar Sep 11, 2012 8:14 pm

Los ojos de Adhara observaban expectantes al joven salemita, atentos a sus palabras y listos para resignarse –sin llorar- si lo que decía no era lo que ella deseaba. Pero algo en su corazón le indicaba que no habría necesidad de sufrir, que él sentía lo mismo. Y todo se confirmó cuando la distancia entre los muchachos disminuyó drásticamente, podía sentir la respiración de Helios contra sus mejillas, el irregular y quizás nervioso palpitar de su corazón y sus labios, nunca se había fijado en su rosáceo color y… No pudo seguir perdiéndose en ellos ya que él la besaba, confirmando lo que ella anhelaba y demostrándole que sentía lo mismo. Se dejó llevar por la sensación, disfrutando del momento; ya no le importaba su herida ni haber estado a punto de morir, en ese instante el mundo era perfecto y nadie podría hacerla cambiar de opinión.

Cuando sus labios se separaron, sin regañar dejó que él la llevara hasta la cama, esta vez siendo consciente de sus brazos sosteniéndola, dándole soporte y disfrutando de su contacto. La mujer que los acompañaba en la habitación observó sin interrumpir, quizás consciente de que aquello era importante para Adhara o simplemente por el morbo que le causaba contemplar aquella situación.

Las palabras emitidas por Helios contribuyeron a hacer de aquel momento algo aún más inolvidable, todas aquellas noches de duda habían quedado en el olvido, él también sentía algo y eso era todo lo que importaba. –Deberías haberlo dicho ese mismo día, así me habrías ahorrado noches de desvelo- comentó bromeando, mientras volvía a capturar las frías manos del muchacho entre las suyas. –Cuando salga de aquí podríamos hacer algo ¿Quizás visitar algún lugar de Salem? Algo para seguir conociéndonos- se atrevió a preguntar mientras contemplaba sus ojos, ahora que estaba segura de lo que sentía el muchacho no dejaría que se le fuera por entre los dedos, haría lo imposible por averiguar hasta donde la llevarían los designios de su corazón.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Vie Sep 14, 2012 5:23 pm

Después de aquel beso me sentía en el cielo, y no podía quitar la sonrisa estúpida de la cara. Pero no solamente ese fue el sentimiento que me embargó, sino que uno más grande se hacía un hueco tremendo en mi corazón y era el pensamiento de haber engañado y quizás traicionado al que era mi mejor amigo. No podía creer lo egoísta que había sido, al pensar solo en mi y estar consciente de que quizás estaba jodiendo su felicidad. Pero ella me había besado primero, y esta vez había también respondido el beso, no podía ser que entonces sintiera algo igual por mi amigo. No pensaba que estuviera usándonos a ambos, ella no parecía de aquellas chicas, así que solamente sonreí y tomé sus manos igual, acariciándolas. Para bien o para mal, había olvidado completamente a la persona que nos acompañaba en la habitación, pero mi mente solo podía notar su sola presencia ahora y mientras sus manos estuvieran entre las mías y su mirada sobre mi, sería todo lo que podría necesitar.

-¿Quieres pasar tiempo conmigo?- la sola idea de que quisiera pasar tiempo conmigo era algo maravilloso, esa tarde en el lago de las ninfas había sido tan inolvidable que en realidad no podía esperar que se pudiera repetir. -Hay bastantes lugares que podemos visitar donde yo vivo- dije con cierto entusiasmo en mi voz. Pero mi cerebro no me quería dejar en paz y disminuyendo mi sonrisa entrecerré un poco mis ojos -¿no crees que sería complicado? ... por tu padre- aunque lo que realmente quería preguntar era si no sería complicado por la relación que tenía con Emrys, después de todo yo vi un beso entre ellos, un beso que no fue forzado ni tampoco rechazado. ¿Era realmente lo que sentía una traición hacia mi amigo? ¿o es que sentía celos de él? La verdad era que estaba en una linea bastante delicada y ya no sabía distinguir bien uno del otro. Estaba bien que fueran amigos de hace años y muy cercanos, pero esa confianza que tuvo con Adhara no quería que la tuviera quería que fuera solo mía.

Acerqué tímidamente mi mano a su mejilla, y acaricié con suavidad su rostro. Jamás, hasta el día de hoy, me había interesado por una chica y era un sentimiento algo raro y curioso para mi, indefinido y complicado para mi entendimiento aun. Sentía que podría matar por ella, si tan solo me lo pedía, y eso no podría ser correcto. Era como si el sentimiento me hiciera olvidar la razón y lo que era bueno o malo, me sentía perdido en un abismo sin reglas donde su sonrisa sería la única cosa que estaría bien. Me acerqué nuevamente a su rostro, quería probar de nuevo el néctar de sus labios y solo por hoy me prometí que dejaría mis deseos volar, luego podría preguntarle a Emrys sobre la situación, y entonces estar seguro que debería hacer.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Lun Sep 17, 2012 9:59 pm

Su mente se encontraba flotando en un mundo de perfección, de un segundo a otro parecía haber olvidado la visión que tenía de los hombres; como estos solo servían para desviarte de tu entrenamiento y entorpecer los logros que querías conseguir. Si alguien le hubiera recordado en esos momentos su ideal de vida de seguro no lo habría creído, la presencia de Helios lograba quitarle el juicio y la alentaba a dejar obrar su corazón, órgano que antaño solo se había dedicado a bombear sangre y mantener la irrigación de su cuerpo.

-Sí, quiero pasar tiempo contigo- afirmó ante su pregunta, la sola idea de disfrutar una nueva tarde junto a él conseguía hacerla sonreír. Fue en ese momento que una idea se formó en su cabeza, se encargaría de que su próximo encuentro se transformara en algo inolvidable, algo que llevaría impreso su nombre, un momento con que se aseguraría de permanecer para siempre en su inconsciente y con el que esperaba adueñarse de sus sueños. Almacenando aquella idea en algún lugar de su memoria volvió a dirigir su vista a Helios, quien algo preocupado preguntaba por su padre -¿Le temes a un amable ancianito?- preguntó con un dejo de burla en su voz. La verdad es que no se lo había preguntado, su padre jamás se había inmiscuido en su vida privada, aunque si lo analizaba con detención quizás se debía a que realmente nunca había tenido una vida privada, o al menos no en el ámbito amoroso. –Realmente no lo sé, aunque no creo que le interesen mis paseos.- últimamente lo había visto muy ocupado y preocupado con el tema de los exiliados y elegidos, por lo que presumía que no estaría en el tope de sus preocupaciones con quien paseara su hija menor.

-¿Seguro que eso te preocupa? Si tienes alguna duda, pregunta, no te morderé o al menos no aún.- comentó Adhara observando las profundidades de los ojos de Helios, algo le decía que eso no era lo que el muchacho había querido decir, que era otra cosa lo que le preocupaba. Pero rápidamente aquello se olvido al sentir nuevamente los labios de Helios sobre los suyos, toda idea lógica y racional huyó de su cabeza y disfrutó del momento; con un beso mucho más fuerte pero que aún no dejaba de lado la ternura. –Me siento mucho mejor, creo que tus besos tienen poderes curativos- bromeó besando su mejilla.

La mujer que los acompañaba en la habitación se levantó sonoramente y abandonó la habitación sin dirigirles la palabra, quizás se había cansado de presenciar su conversación o iba en busca de refuerzos, sin prestarle atención Adhara se movió unos centímetros hacía la derecha, dejando el espacio suficiente para que Helios se recostara junto a ella. Le hizo un gesto indicándole que se recostara mientras decía -¿Me abrazas?-
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Miér Sep 19, 2012 9:46 pm

Sonreí, muy ampliamente y mostrando toda mi blanca dentadura. Había olvidado la ultima vez que sonreí así sintiendo el corazón bombear tanta sangre que enloquecía en mi pecho. Su simple sonrisa hacía que me olvidara de todo lo que pasaba a mi alrededor y nuevamente olvidé a mi amigo con aquella inocente pregunta que ella me hizo. Asentí, sin poder quitar la sonrisa de mi rostro para responderle, porque era demasiado lo estirado que estaba mi rostro -por supuesto que le tengo miedo, todos los padres son peligrosos cuando tienen hijas bonitas- dije tratando de que sonara como un cumplido además de decir la verdad. Quien sabe si yo mismo podría ser el siguiente desterrado y todo por dármelas de príncipe encantador con la princesa del cuento. Mi mano acariciaba la suya sin importarle que ese detalle fuera a complicar las cosas, se sentía bien y por hoy me prometí que me permitiría embriagarme de esta alegría que hoy el estar con ella me entregaba, mañana averiguaría que tan profundo era la relación que tenía con Emrys y si yo realmente debería detenerme, porque mirando sus ojos no parecía haber nadie más que yo y me gustaba ese sentimiento.

Negué y acaricié su rostro quitando el cabello de aquel lugar porque solo conseguía cubrir la belleza de sus facciones -tendremos tiempo de conversar luego, hoy deberías descansar- "y yo no debería estar aquí interrumpiéndote el descanso" pensé al momento. Sin embargo una fuerza oculta me obligaba a permanecer aquí a su lado, mirando su rostro, besando sus labios, volviéndome loco al imaginar que ella tiene sentimientos profundos por mi. La besé cuando me lo permitió siendo un beso suave pero más intenso que antes, con mayor confianza y deseos, saboreando ahora sus labios y descubriendo otras formar de darle un beso a una chica, yo no era el chico más experimentado del Olimpo. -Entonces te daré todos los besos que necesites para sanarte más rápido- bromee recién en ese momento dándome cuenta que había alguien más en la habitación o más bien recordándolo de improviso. Quizás ya no tuviera mucho tiempo junto a Adhara y me juré que iba a aprovechar al máximo los últimos minutos antes que los refuerzos llegaran y me echaran de este lugar.

Con total confianza me levanté de la cama y me recosté a su lado, pasando un brazo por debajo de su cabeza para que se acostara sobre el. La posición era cómoda y mientras mi mano la rodaba por debajo de su cabeza y terminaba con mi mano en su hombro, la otra era libre para acariciar sus manos y rostro mientras estaba tan cerca de mi como ninguna otra chica estuvo antes. "No dejaré que nadie más te lastime" me juré silenciosamente mientras yo mismo cerraba mis ojos y ponía mis labios en la coronilla de su cabeza, podría dormir plácidamente en este momento, o podría quedarme despierto toda la noche velando su sueño, en este momento no sabía exactamente que haría, lo único que sabía era que estaba muy cómodo. -Podríamos ir al árbol sagrado... ¿te gusta cabalgar?- pregunté con ideas ya de hacer planes y mostrarle las cosas que a mi me gusta hacer en vez de hacer lo típico que podríamos hacer. Quizás en un caballo estaríamos más tiempo separados, pero al menos me aseguraría que pasara un buen día.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Lun Sep 24, 2012 7:05 pm

Apoyo su cabeza en el torso de Helios, sintiendo el acompasado latir de su corazón. Cerró los ojos, quizás por minutos o tal vez horas, concentrada en su cercanía y calor; era una sensación agradable, suponía que podía pasar toda su vida en esa posición y ser feliz. Que aquel contacto era suficiente para hacerla sentir plena, realizada y perfecta, en ese instante no necesitaba nada más ni siquiera del oxígeno que daba vida a su cuerpo. No, en ese momento su corazón bombeaba sangre por él, sus pulmones se expandían recepcionando oxígeno por él, Helios era quien la mantenía con vida y él único capaz de poder quitársela. Estaba segura que si en algún momento él la dejaba su vida dejaría de tener sentido, ya no habría motivos para seguir respirando y ni siquiera sus ideales de vida tendrían sentido si él ya no estaba a su lado.

Un ligero rubor seguido de preocupación se instaló en su mente y corazón ante el comentario de Helios, muchas veces había visto a su padre enfadado o disgustado con alguien que cometía un error, pero jamás había presenciado su actuar como "padre frente al novio de su hija" ese era un papel completamente nuevo y curioso de explorar. No recordaba que Charis hubiera llevado a algún chico a casa y lo presentara como novio, no, ella era mucho más discreta y sus amores –si es los había- los mantenía en secreto. El miedo y una curiosidad algo macabra surgieron, por un lado temía que si ella presentaba a Helios en casa, tal vez solo como alguien importante en su vida –sin otorgar título alguno- molestara a su padre y le indicara que no debía seguir viéndolo. Pero por otro, la idea de verlos frente a frente y admirar su actuar, se perfilaba como algo interesante de presenciar. Volviendo a la realidad concluyó que más tarde se ocuparía de ello, si las cosas seguían como iban estaba segura de que el momento llegaría y que si su padre no lo aceptaba, no era de gran importancia. Mientras ella quisiera a Helios y él a ella, nada era imposible o incorrecto –Descuida, mi padre no te hará nada. Cuando sepa que eres importante para mí, también lo serás para él- afirmó quizás para darse seguridad a ella misma.

Entrelazando sus dedos con los del muchacho se atrevió a soñar con su nuevo encuentro, un paseo al árbol sagrado era una buena idea. Aquel era un lugar bellísimo que recordaba haber visitado hace mucho tiempo atrás, cuando aún su madre vivía. –Es una idea fantástica, hace tiempo que no voy al árbol sagrado. Aunque tengo algo que confesar…- haciendo una pequeña pausa le murmuró mirándolo a la cara – me dan miedo los caballos- esperando alguna reacción –quizás burla- escondió su rostro en el pecho del muchacho, la palabra miedo no era precisamente lo que definía su sentimiento por los caballos, era más bien rechazo. Sus enormes cabezas y frondosas colas no le gustaban, aunque curiosamente un miembro lejano de su familia era su animal favorito –Pero descuida que tengo a quien montar…- comentó con tono misterioso, el pariente de los caballos descansaba tranquilamente en casa, disfrutando de las pesebreras y del cepillado que seguramente le estaban dando a esta hora. Era el único cuadrúpedo que montaba con confianza y sobre el cual se sentía segura.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Helios el Jue Sep 27, 2012 6:36 am

La abrace acomodando mi cuerpo de tal manera que estuviera ella cómoda. Era impresionante la forma en que la posición se sentía bien, más aun, se sentía como correcto la forma en que ella se recostaba en mi pecho y sentía ese delicado peso sobre mi. Era tan pequeña, tan frágil que solo me inspiraba ganas de protegerla con todo mi ser, lo único que lamentaba era no poderme quedar así toda la noche junto a ella, acompañándola y velando su sueño. Lo que me respondió prácticamente me dejó sin aire, más fuerte que un golpe y se sentía tan extraño ponerme tan feliz por un par de palabras salidas de sus labios -¿importante o peligroso?- pregunté con una sonrisa aunque ella no pudiera verla mientras miraba su mano tocar la mía y entrelazar nuestros dedos. ¿Se comportaría igualmente con Emrys? Sacudí la cabeza tratando de despejar aquellos pensamientos de mi mente, porque era claro que la respuesta era no, ellos eran amigos y ella había dicho que yo estaba en sus sueños, así como ella estaba en los míos y en mis diarios pensamientos. No debería sentirme celoso de mi amigo, pero si lo estaba.

Cuando accedió a mi idea de donde pasear, donde vernos nuevamente sonreí ampliamente, solo de pensar en pasar una tarde fantástica con ella de nuevo, pero no pude evitar poner cara de asombro cuando me dijo que le daban miedo los caballos. Ella apenas soltó eso escondió su rostro en mi pecho, dándome más ternura que risa u otra cosa, así que la abracé con fuerza, pegando realmente su cuerpo al mío y riendo pero sin que fuera un tono de burla -no tienes que sentir vergüenza por eso, no te forzaría a nada que no quisieras- y eso era una promesa en el amplio sentido de la palabra, porque no era de esa clase de hombre y ella no era una chica para ser forzada además. Fruncí el ceño y me quedé pensativo ante ese hecho, pero no pude decir nada más, puesto que un grupo de cuatro mujeres entró en la habitación y se escandalizaron de verme en la posición que estaba junto Adhara. Como si ellas nunca se hubieran acostado con un hombre.

De inmediato se acercaron a mi y me sacaron a tirones del lugar más calido que había podido encontrar en el mundo, diciendo cosas como Hades te castigara y un montón de otras patrañas. Me reí, puesto que encontraba gracioso todo esto, que Adhara y yo no hacíamos nada además de hablar -¿te puedo ver mañana?- pregunté tratando de ser escuchado por sobre las palabras de las otras mujeres -o el día después de ese si mañana no te resulta cómodo- grité ya en la puerta, sin oponer resistencia a las mujeres que me empujaban e insistían en obligarme a marchar de ese lugar porque me había aprovechado de la circunstancia y de su permiso para entrar en esta habitación. Lo que más lamentaba era no haber podido darle un beso de despedida a Adhara, no parecía justo irme sin uno -¿puedes mandarme un beso de despedida?- pregunté en un tono más bajo, con el rostro asomado por la puerta, antes que la mujeres me sacaran del todo.
avatar
Helios


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Adhara el Vie Oct 05, 2012 11:57 pm

Con los ojos a medio cerrar comprobó con satisfacción que aquellas pequeñas punzadas en el lugar de la herida parecían haber disminuido de intensidad, la herida ya había sanado casi en su totalidad y estaba segura de que mañana ya podría retomar su vida normal. Era impresionante el nivel de los poderes elementales, de no existir estaba segura que habría muerto, de no pertenecer a este mundo de eterna comunicación con la naturaleza habría dejado de existir hace muchos años. Una vez más debía agradecer haber nacido en esta tierra, donde la “magia” se respira cada día y donde todo es más puro.

Una sonrisa cómplice curvó sus labios ante la pregunta de Helios, definitivamente podía representar ambas cosas… peligro e importancia. –Digamos que depende de ti, aunque espero que incluya una alta dosis de peligro. Dicen que las cosas peligrosas se tornan interesantes.- comentó sin levantar la cabeza. Muchas veces había escuchado decir que el peligro es emocionante, que te da una nueva perspectiva de vida y asumía que eso también se aplicaba al amor, no era una muchacha temerosa que retrocediera ante las amenazas y por ello la idea de que Helios pudiera transformarse en un desafío peligroso la interesaba.

Su pequeña burbuja de felicidad de vio interrumpida cuando cuatro mujeres atravesaron la puerta y escandalizadas sacaron a Helios del lugar. Mujeres hipócritas, como si fuera la primera vez que veían a dos personas de sexo contrario sobre una cama conversando, era vergonzoso su comportamiento y estaba segura que cuando cumplieran su cometido regresarían a darle un sermón sobre lo que debía hacer una señorita, como comportarse, las implicancias de estar sola con un chico y seguramente la afirmación de que le comentarían a su padre la situación. No solo eran hipócritas sino que también chismosas, algo enfadada observó su actuar y cuando Helios le pidió un beso, le lanzó uno al aire mientras en voz alta le decía –Mañana me parece bien, si es que estas arpías me dejan salir. Ven a buscarme y nos ponemos de acuerdo.- sonriente observó hasta que las mujeres sacaron completamente al muchacho de sala y dándose media vuelta repitió mentalmente sus últimas palabras emitidas en tono de promesa “no te forzaría a nada que no quisieras” eso bastaba para confiar aún más en el chico que le había salvado la vida.
avatar
Adhara


Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por The Medieval World el Vie Nov 02, 2012 9:08 pm




¡Tema cerrado!


avatar
The Medieval World
Admin

Mensajes : 128
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Despiértame cuando el dolor haya cesado {Helios}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.