¡Bienvenid@!

Nos encontramos en el año 745 de la Era de la Batida, en el continente de Grezalia, tierra de guerreros honorables, donde el hombre se conecta con la naturaleza al punto de poder controlarla a su antojo. El mal finalmente ha conseguido alzarse en Grezalia, Gellert el Patriarca ha caído prisionero bajo la espada de su propio hermano, Lucian, el nuevo Patriarca. Extrañamente el pueblo de Grezalia ha decidido aceptarlo como su soberano, especialmente luego de que éste anunciara la pronta celebración de la Batida y prometiera una sorpresa en la misma. ¿Logrará Lucian desafiar a Zeus e imponer que todo adepto de Grezalia aprenda a manejar los cinco poderes y así romper con el balance creado por la naturaleza o el bien volverá a gobernar y el orden permanecerá intacto? Es una pregunta que todo Grezialita se hace actualmente, sin embargo hay una interrogante aún más preocupante que ésta: La isla ya no es lo que era, no se puede ser neutral bajo estas circunstancias, así que todos deben elegir un bando... ¿Tienes claro cuál es el tuyo? ¿Serás un adepto fiel al nuevo patriarca o lucharás para que el hombre nombrado por Zeus vuelva a gobernar? El futuro de Grezalia está en tus manos, sólo debes decidir cuál es el futuro que deseas vivir. ¡Bienvenidos a Grezalia, tierra de guerreros honorables!



¡Conectate!

Si no tienes cuenta ¡no dudes en registrarte!
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos




Grezalia

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.


Administración



GELLERT
MP -PERFIL
LUCIAN
MP -PERFIL


Moderación


TAMMUZ
MP -PERFIL
KORE
MP -PERFIL
NOVA
MP - PERFIL




Awards




El indomable
Mejor personaje masculino


La Voraz
Mejor personaje femenino


Natasha & Torek
Mejor pareja


Adhara, Helios & Emrys
Mejor Trío

Últimos temas
» World´s Inuyasha RPG [Élite]
Sáb Jul 06, 2013 11:15 pm por Invitado

» Vampiro Edad Victoriana {Elite}
Lun Mayo 27, 2013 4:58 pm por Invitado

» Fábulas de Vossed [Élite]
Lun Dic 31, 2012 1:40 am por Invitado

» Lacrim Tenebris. Foro rol steampunk. +18 [Élite]
Vie Dic 28, 2012 5:15 pm por Invitado

» Ya no me acuerdo, si tus ojos eran marrones o negros, como la noche o como el día que dejamos de vernos -
Vie Dic 28, 2012 10:11 am por Rhea de Galia

» Desires.-
Mar Nov 20, 2012 5:39 pm por Arwen de Hydronia

» The Scars will remain {#} | Normal.
Lun Nov 19, 2012 7:35 pm por The Medieval World

» Se mi dios - Tammuz -
Lun Nov 12, 2012 11:05 pm por Tammuz el Invicto

» Mujeres, ¡bah!
Miér Nov 07, 2012 1:10 pm por Thot el Bastardo

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb Jul 28, 2012 12:01 pm.









Créditos

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Agradecemos a las fuentes que nos fueron de ayuda para la organización de la página y las imagenes: We heart it, Google, Tumblr, DeviantART © Copyright 2011 - 2012 Make It Count – The Medieval World Todos los derechos reservados. Agradecimientos especiales al Host del foro. Foroactivo
Licencia Creative Commons

El cielo que jamás podré tocar.- K -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Dom Ago 05, 2012 9:06 pm

Ultimamente el castaño se la pasaba en Olimpo, si no estaba allí estaba de viaje, intentando encontrar a su hermano extraviado, aunque éste parecía que se lo había tragado la tierra. Y si era cierto aquello excavaría hasta encontralo. Athos habpia ido a las Ruinas Draco allí con la tonta esperanza de que allí se encontraría, lo que habían encontrado con Conan no era nada parecido. Reuniones, entrenamientos, visitas furtivas a la habitación de su pareja, así se lo había pasado la semana entera, llendo de lado a lado, sin descanso. En ese momento estaba sentado en los pasillos del gran castillo iluminado, mirando pasar a los jóvenes adeptos que regresaban de sus clases. Ciertamente le gustaría volver a tener aquella edad para estar allí y no solo en su pequeña morada, la soledad era una cosa a la que respetar, pero tenía un límite.

No había visto a Kore desde hacía dos días allí, ella parecía incluso rehuírle, tambien se la había tragado la tierra, aunque lo más seguro es que estuviera con sus amigas y él allí, haciendose la cabeza pensando en que ella no quería verlo por bromear en su presentación con el Consejo.

Athos se puso de pie cansado ya de esperar a que su pequeña morena apareciera y comenzó a caminar por los pasillos, varias adeptas se habían volteado a verlo, saludandolo amablemente, otras bastante cohibidas allí con su presencia. El no le prestaba atención a nadie, necesitaba tomar algo de aire y quizás un wisky doble, o triple. Caminó hacia el patio de entrenamiento y estaba por hacerse humo y polvo cuando la vió allí, entrenando en medio del patio con una de sus amigas, no conocía a esa muchacha pero habían muchas cosas en la vida de Kore que de seguro él desconocía. SOnrió de lado quedandose parado donde un roble enorme le servía de sombra. Él se quedaría un rato más antes de volver a casa para emprender otro viaje a Thanatos.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Dom Ago 05, 2012 9:57 pm

Su entrada en el Consejo había sido algo extraña pero inolvidable, Athos se la había pasado haciendo bromas y caras para que ella se riera, incluso había robado un par de sonrisas dulces a Charis, algunas menos disimuladas a Conan y hasta el Patriarca se había visto entretenido con su payasada haciendo que Kore se sintiera menos nerviosa por ello. Claro que al inicio había querido matarlo por imprudente pero no podía en realidad enojarse con él pues era como enojarse con la nada misma pues Athos convertía cada momento en un juego encantador. Los últimos días habían sido más agitados, Kore había corrido hacia todos lados sin tener un segundo libre para Athos siquiera, las cosas se volvían más vertiginosas y los entrenamientos eran más constantes que lo usual con todo eso de la llegada de los salvadores humanos. Pronto tendrían que practicar juntos, lo cual era una novedad que la electrizada. Incluso en ese momento estaba entrenando desde hacía dos horas con una adepta de Salem a la que venía dando una paliza.

Kore llevaba adentro la furia de su desencuentro con Marduk y su rechazo, eso era lo que la mantenía de pie a pesar de tener varias quemaduras en brazos y piernas. Estaba muy enojada con él, no soportaba como la mantenía apartada de sí, como pasaba de ella, ni siquiera le dirigía una mirada el muy bastardo. Con esa desazón Kore corrió a donde la adepta de Salem, saltó y le pateó en donde las costillas del lado derecho haciéndola caer hacia adelante. Lorelle, quien estaba en ese momento disponible la declaró victoriosa. Kore se dejó caer en el suelo, respirando con fuerza, su calma le duró poco pues la otra muchacha lanzó sus llamas contra ella, alcanzando su brazo derecho y quemándolo. Kore gritó rodando para apartarse poniéndose de pie como pudo para poder atacar y hacer que la tierra vibrase con fuerza.

Lorelle se quedó solo observando aquello, haciéndole saber a Kore que no intercedería a menos que fuera completamente necesario. Su maestra la observó y levantó su mano para hacerle saber su aprobación en que atacara a la Salemita. Kore hizo estalagmitas como agujas, haciéndolas brotar de la tierra, intentando alcanzar a la muchacha que corría y lanzaba fuego.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Lun Ago 06, 2012 4:35 am

A Athos siempre le habá gustado ver como los adeptosentrenaban alí, se podía quedar horas observando como estos aprendían y tomaban el control de sus poderes, algunos lo hacían de manera torpe,comoelcontrincante del día anterior que había mandado a Emrys con los sanadores porque casi lo había asfixiado al pequeño, por poco y se había ido contra el galeano, contra su propio compatriota para defender a su amigo. Ver como Kore entrenaba era algo que aún no se había permitido ver en todos esos años en los que no era él quien luchaba contra ella. Ahora era su pareja y ver como aquella Salemita quemaba suhermosa piel hacía que la bilis se subiera su garganta y sus puños se atretaran con fuerza.

El castaño saludó con la cabeza a Lorelle quien era la única que había reparado en su presencia allí, la mujer aquella tambien había sido su maestra, pero tambien a quien había querido tener en su colección de conquistas, ésta si éxito alguno. Athos avanzó hasta estar a un lado de la maestra galeana y observó como se desarrollaba la pelea aquella, la chica de Salem era bastante más menuda que su pequeña, era demasiado ligera para su buena suerte. Apretó la mandíbula cuando ésta volvió a lanzarle fuego a Kore, solo Lorelle lo frenó en su intento de ir a ayudar. - Dejame! - espetó él furioso por aquello. Lorelle le explicó que él no estaría siempre para defenderse y ella debía seguir entrenando duro si quería salir de allí controlando su elemento de forma absoluta.

El que le dijese que él o estaría con ella para siempre lo hizo hacer un ademán frustrado y siguió mirando como Kore ahora atacaba, su muñeca aún estaba agarrada por la suave pero fuerte mano de la morena y lo prefería así si no iba a intervenir. Athos suspiró con fuerza, y en ese suspiro la tierra sin moverse incluso mandó sus energías y su alma a su hermosa pareja donde pisara.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Lun Ago 06, 2012 10:35 am

Había alcanzado ponerse detrás de su oponente e inmovilizarla así, no iba a cortarle el cuello por más que tuviera su daga haciéndole presión allí. Kore le exigió que se rindiera si no quería obligarla a hacerle daño pues eso iba más allá del entrenamiento que ya había perdido la salemita. La muchacha no cedió sino que le quemó a Kore las muñecas haciendo que soltara la daga y ella se la pateara lejos. Sin más opción Kore se hecho hacia atrás, cayendo al suelo de espaldas sintiendo como su carcaj se le clavaba en la espalda y sus flechas caían de él. La salemita se le tiró encima como si fuera a querer ahorcarla con sus propias manos, cuando ambas quedaron tumbadas se hizo un espectral silencio, ambas muy quietas. Unos minutos luego, como pudo Kore se quitó a la salemita de encima, ésta tenía una flecha clavada en el abdomen y ahora sangraba por la boca. La morena se alejó de su víctima arrastrándose por la arena hasta quedar a una distancia segura, a salvo.

Los párpados de Kore se vencieron, cerrándose. La piel le latía cruelmente en todo el cuerpo, tenía quemaduras, cortes y raspones por todos lados, se sentía un despojo de persona y no sabía siquiera como iba a hacer para arrastrarse a donde la enfermería a que la viera un sanador. Lenta, como si temiera morir en el intento, ella se fue sentando para solo terminar escupiendo sangre, no había podido reparar en que allí estaba su Athos hasta que éste no corrió a su lado cuando Lorelle le soltó la muñeca. Kore le sonrió como pudo, apoyando su mano sucia en su mejilla, en una caricia. Los azules oasis que eran los ojos de su adorado galiano temblaban de preocupación por ella mientras la sostenía entre sus brazos. Sentía que se iba a terminar quemando en breve allí mismo, que ardería delante de los ojos del hombre de su vida. Kore volvió a toser y escupir sangre, apretándose el vientre donde tenía un cargo corte.

- Creo que me han dado una paliza esta vez a pesar de que he sido declarada victoriosa..- su voz no era más que un murmullo casi inaudible, Kore seguía en los brazos fuertes de Athos, su cuerpo sucio y magullado pedía a gritos un baño y un sanador, incluso primero un sanador. Sin poder más, volvió a cerrar los ojos, rogando que Athos la sostuviese un poco más y la llevase a donde un sanador aunque no sería necesario pues Lorelle ya era seguido por uno de los tantos que moraban en donde Olimpo.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Lun Ago 06, 2012 9:22 pm

¿Pero que estaba pensando Lorelle en ese momento? Estaba dejando que aquello se fuese de las manos de cualquiera, ya Kore había sido proclamada ganadora de aquel enfrentamiento ¿Que ganarían con dejarlas matarse la una a la otra. Athos jaló la mano de la maestra con fuerza, soltandose en el preciso momento en que vió como su hermosa pareja caía al suelo de esa manera, no le alcanzaban las piernas para correr en su socorro, la otra muchacha estaba mal tambien pero no le interesaba nada más que su Kore, Athos la tomó entre sus brazos antes de que volviera a caer encima del carcaj y lo mandó lejos de allí, ella estaba herida, apenas si podía abrir los ojos. Los preocupados ojos del castaño la escrutaron, abrazandola a su cuerpo, procurando no hacerle más daño del que ya estaba.

Le gruñó a Lorelle apenas la morena llegó junto con dos sanadores para ver a las muchachas - Tendrías que haber parado esto! Esa muchacha no debería estar aquí, expúlsala! - exclamó con la cólera brillando en la azul mirada. Athos sostenía a Kore mientrás ella hablaba despacio. - Calma mi vida, ya todo pasó, te pondrás bien.. - susurró al dirigirse a ella nuevamente, besando su frente con suavidad. Los sanadores le pedían que la pusiera sobre la manta que habían traído para llevarla a la enfermería, Athos no se iba a alejar de ella en ningún momento - Yo voy a llevarla.. - murmuró poniendose de pie, sosteniendo con sus dos grandes brazos a su pareja, comenzando a caminar hacia el interior de una de las torres.

Al llegar a la habitación que funcionaba como enfermería la recostó en la cama de sábanas blancas, aunque estas al estar en contacto con sucuerpo se teñían de borgoña. Temía perderla, ahora que la tenía con él no podían arrebatarsela de ese modo tan idiota. Athos tomó su mano, agachandose a su altura mientras los sanadores comenzaban a desvestirla para sanar sus heridas.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Mar Ago 07, 2012 5:37 pm

Lorelle había estado bien, Kore le había sonreído al verla allí. Ambas estaban muy satisfechas con los resultados obtenidos, Kore había soportado, enfrentado y vencido la adversidad. La Salemita sería atendida y llevada a donde Gellert para que el patriarca juzgara que era lo que debían hacer con ella y le diera el castigo necesario. Kore sentía que se moriría allí mismo más ella no daba el brazo a torcer y se mantenía despierta y tan entera como podía, prestando calma a donde Athos , quien parecía necesitarla más que ella. Hubiera reído a eso si no le hubiera dolido el respirar incluso. Kore se soltó con cuidado de la mano de su Athos, haciéndole notar lo incómodo que era poder ser atendido con él como extensión de su brazo. Los sanadores la desnudaron, dejando su cuerpo magullado completamente a la vista, incluso así todavía hermosa.

Las mejillas de Kore se sonrojaron y terminó cerrando los ojos para dejar a aquellos hombres trabajar, prefería no ver el rostro de Athos pues sabía que el trabajo de los sanadores le jodería la vida al tenerla a ella desnuda. Lorelle se mantuvo allí con ella, ellas dos podían ser muy buenas amigas o némesis, no tenían un punto medio pues ambas mujeres eran terriblemente temperamentales. Mientras los sanadores trabajaban sobre el cuerpo de Kore ella se quedó dormida, el ungüento que le habían puesto olía a madreselva y la relajaba, apagando el incendio que la estaba quemando. La galiana se movía muy poco mientras la atendían más no hacía ruido alguno, profundamente dormida. Lorelle le puso una mano en el hombre a Athos, explicándole sus por qué para dejar a Kore hacer aquello.

La maestra de Galia estaba al tanto de que la pequeña había sido llamada para el Consejo, motivo por el cual ahora la exprimía en cada entrenamiento, exigiéndole más esfuerzo, más sangre, más alma. Quería todo lo que pueda dar Kore de sí, a veces se excedía, como ahora, pero había valido la pena, Kore tenía un futuro prometedor que Lorelle le había jurado a Gellert que lo puliría, que haría de esa joya en bruto un diamante precioso.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Miér Ago 08, 2012 12:25 pm

Estaba angustiado, su hermosa dama estaba débil y verla de esa forma era peor que un buen golpe en su parte baja, sabía que estaba siendo una molestia, por lo que se apartó solo dos pasos cuando los sanadores comenzaron a desvestirla, a pesar de ser un celoso empedernido Athos no veía aquello como una aberración, esos hombres querían ayudarla, era todo en lo que pensaba, ver su cuerpo allí tendido con tantas magulladuras había hecho que él se acercase solo un poco más, aunque sin tocarla y molestar al os hombres que comenzaban a intentar snas las quemaduras de sus muñeca. Se quedó allí todo el tiempo, mirandola y sintiendose culpable por no haber corrido en su defensa. No pensaba en los entrenamientos, no en ese momento, en que ella debería hacer aquello para avanzar y ser una gran guerrera, como era lo que quería. Pensaba en ella como una pequeña flor, como la mujer a que debía protejer de todo mal en Grezalia y no lo estaba haciendo para nada bien.

La mano en su hombro de Lorelle no lo hizo voltear, ignorandola. En su mundo solo estaba la preocupación por su pareja, porque esta abriera esos hermosos ojos y le sonriera. La joven maestra le explicaba porque había hecho ésto, la morena se habái ganado su respeto y hasta algo de su cariño en los años en que había vivido allí pero en ese momento le parecía la persona más vil y sensata de Grezalia. Eran sentimientos contradictorios sin duda. Su hermosa Kore estaba allí por dar todo de si y si seguía así hasta podría ser nombrada ganadora de la Batida del próximo año. Se la imaginaba radiante, aunque el final siempre no era lo que nadie esperaba, la gloria era corta, él lo sabía por experiencia propia. Athos dejó de prestarle atención a la maestra y se sentóen una silla a un lado de su dormida amada.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Vie Ago 10, 2012 4:08 pm

Había que decirlo, los sanadores eran hombres de manos mágicas, no solo atendieron las heridas que Kore se había hecho en ese momento sino que revisaron y atendieron las que se abrieron que tenía desde el entrenamiento con los humanos. La morena durmió, presa del agotamiento por unas cortas horas, recuperando toda esa energía quemada, paradójicamente, en el entrenamiento. Cuando Kore abrió los ojos encontró a Athos y a Lorelle allí, él todavía le reclamaba por lo ocurrido esa mañana por lo que la morena decidió fingir que dormía para poder escucharlos sin ser descubierta. Lorelle le decía a Athos, con razón, que Kore podía ser su pareja más ella era una guerrera de pura sangre y contra eso él no podía hacer nada. Ambos discutían el tema, cada vez más acaloradamente. Los dos tenían razón, Athos en ese aspecto era un caballero y debía cuidar de ella, incluso si Kore era capaz de hacerlo por sí misma.

Por otro lado Lorelle llevaba mucha razón en que ella tenía que poder seguir subsistiendo por su cuenta por más que ahora estuvieran juntos ya que se venían tiempo difíciles y no podrían enfrentarlos si ambos eran dependientes y débiles. Kore adivinaba la furia azul llameando en la mirada de Athos, queriendo mandar al diablo a Lorelle, pero conteniéndose por los pelos. Kore decidió que era momento de intervenir por lo que se desperezó sonoramente, capturando la atención de ambos haciendo que ambos se acercasen a su lado de inmediato para saludarle. Lorelle solamente le acarició el cabello antes de felicitarla por su desempeño y luego se retiró para dejarles lugar. Kore se acomodó para poder tomar la mano de Athos entre la suya, dejándolas reposar en donde un costado.

- Me duele todo, por más que Lorelle diga que he ganado solo siento que gané una paliza..- dijo ella con la voz un poco ronca, le dolía hasta pestañear y el bálsamo comenzaba a menguar en su efecto haciéndola a ella cada vez más consciente de su magullado y palpitante cuerpo- ¿Podrías darme agua, por favor? Siento que la garganta me arde cielo mío..- pidió la morena, poniendo su brillante mirada en su compañero.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Sáb Ago 11, 2012 1:44 pm

No iba a dar el brazo a torcer, no frente a Lorelle, por màs que ella le dijese mil verdades las suyas seguirian siendo sagradas, aunque en el fondo el moreno quisiera creer en ella como su bella guerrera, Athos miraba con el ceño fruncido a la que en su tiempo habia sido su maestra tambien, quien le habia enseñado todo lo que sabia sobre su elemento, tamborilleaba sus dedos sobre el muro que separaba aquella habitacion de las de los demas servicios, mirando a cada rato en direccion a su dormida pareja. - Si llego a enterarme de que otra vez dejas que la lastimes cuando puedes hacer algo sera tu cabeza la que rodara por el suelo Lorelle.. - hablaba en serio, queria hacerle saber que lo que habia visto no solo habia sido un entrenamientos, esa muchacha se habia empecinado en hacerle daño y ella no habia actuado para separarlas y darle su c astigo a la Salemita.

Una sonrisa leve apareciò en el el momento en que la vio desperezarse y mirarlos a ambos alli, Athos espero que la mujer se despidiera para acercarse a Kore y dejar un beso en su frente, ella habia descansado lo suficiente y ahora solo quedaba el para cuidarla, y lo haria con suma atenciòn, como debia serlo, como ella lo habia hecho con el tantas veces.

- Esa mujer ha tenido su merecido mi hermosa guerrera.. - Athos acariciò su mejilla antes de levantarse de alli para ir por su cantimplora y volver, ayudandola a beber de allì con cuidado. El moreno se sento en una silla a su lado, dejandola a ella descansar de todo eso, le acomodo las mantas suavemente para que su cuerpo ya no estuviera a la vista y sus impulsos por tocarla fueran una molestia. - Haz hecho un buen trabajo, debo entender que no solo eres mi hermosa mujer pequeña y dulce.. - susurrò acariciando su oìdo con sus palabras, totalmente apoyado en la cama.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Mar Ago 14, 2012 2:15 pm

Athos era irreverente por naturaleza, eran pocas a las personas a las que él respetaba, Lorelle estaba entre ellas al menos hasta ese momento cuando él le habló de aquella manera, sorprendiendo a Kore, más la Dama Blanca pareció no importarle pues al oírlo le dio un correctivo en la cabeza antes de salir, sonriéndole a Kore de manera cómplice. La preocupación que veía en esos bellos ojos cielo era de lo más adorable y hacía que el corazón de la galiana lo amase un poco más todavía. Una apacible lluvia de cariños y mimos cayó sobre Kore, Athos la acariciaba y mimaba suavemente, en la frente, las mejillas, era otro hombre allí con ella. Su eterno príncipe. Cuando ella se lo pidió le alcanzó el agua y le ayudó a beberla arropándola en las mantas para que no sintiera frío. Lo que él le decía era muy cierto, tenía que entender que no solamente era su mujer sino que ella era una guerrera lista para el combate.

- Lorelle está en lo cierto mi cielo y tu debes aceptarlo, quisiste estar conmigo sabiendo que mi sitio no está solo en el hogar con los hijos..- le susurró ella, cerrando los ojos mientras jugaba distraídamente con la mano de su caballero, quizá terminasen discutiendo por ello pero no podía permitirle que pensara ni por un minuto que ella serí como su madre o como Frida. Los ojos de Kore volvieron a abrirse con es ternura que ahora le mostraban cada vez que le veían, no quedaba más de ese hastío o molestia, eso era cosa de un pasado que les parecía demasiado lejano- Tu sabes que no he nacido para eso, sino para cubrirte las espaldas en el campo de batalla, mi amado Athos, mi guerrero fiel..- las palabras de la morena acariciaban las orejas de Athos con su sonido, como si estuvieran hechas de terciopelo. Solamente para él, solamente para el dueño de su corazón.

El peso de Athos estaba apoyado en la pequeña camita de enfermería en la que ella estaba acostada. Le hacía grata compañía en ese momento en que ella se sentía tan adolorida, lo que más le valoraba era ese momento de compañía y entrega, sirviéndola cuando ella no podía hacerlo por si sola.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Miér Ago 15, 2012 4:54 pm

Todo lo qu habia sentido en aquel entrenamiento era dolor, demasaido temor por perder a su amada, era comprensible, hacia demasiado poco que ellos se habian confesado su amor y devocion, no podria perderla, era todo lo que lo mantenia con una sonrisa por las mañanas, pensando en volver a verla, queria estar con ella pasase lo que pasase, Athos ya le habia hablado de su deseo de permanecer a su lado hasta envejecer, miles de años tenian para entregarse al otro una y otra vez.

- Y ellos tambien seran guerreros, espero que no hereden nuestros temperamentos.. - le dijo con media sonrisa mientras dejaba la cantimplora en un mueble de madera a un lado de la cama dode descansaba su pareja, seria inevitable que sus hijos fuera unos luchadores por la vida, ambosl o eran, no habia lugar para la sumisiòn en sus almas, ni tampoco para la oscuridad que parecia rondar en Grezalia en ese tiempo. Con cuidado el moreno se acerco a dejar un beso en sus labios ni bien ella cerro los ojos. No era el momento para pensar en los hijos que tendrian, si la gracia de los dioses se lo permitian, era el momento de la lucha y tendrian toda una eternidad para tenerlos luego de que todo pasase. Aunque seria posible que eso terminaria algun dia? ¿Habia empezado siquiera? ¿Saldrian ilesos para poder formar aquella familia verdadera que tanto esperaba?

Demasiadas dudas hacian pensar al pueblo, cada grezalita tenia las propias, y el gran guerrero de Galia era uno màs. No podria discutir con ella, las palabras hoscas de lo que pudiese suceder no salian de sus labios tan facilmente como antes para incordiarla, era tan extraño aquello que sentia. - Iremos a tu casa en cuanto sanes, tengo una pequeña sorpresa para ti alli.. - le dijo sin perder aquella sonrisa ancha y bonachona. Athos tomo su mano y beso su dorso suavemente.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Sáb Ago 18, 2012 1:55 pm

Oh que dulce gloria, esos labios sobre los suyos. Kore suspiró al sentir como Athos la besaba con suavidad respondiendo a ese beso suyo, tan complacida por él. La morena acarició suavemente su mejilla con su mano libre, sintiendo su desnudez más que nunca debajo de las sábanas, siendo acariciada por las mismas. Los labios de Kore se despegaron lenta y a regañadientes de los de Athos, sentía como si le faltara algo cuando él no le estaba cerca, una parte de si misma. La curiosidad de Kore se disparó cuando su amado le habló de una sorpresa en donde la casa de sus padres ¿qué tenía allí para ella? la luminosa mirada de Kore escudriñó la de Athos, con esa sonrisa amplia y amable. Kore le sonrió de la misma forma, dejándose llevar por la candidez de ese momento a solas que ellos tenían, incluso si era en una enfermería.

- Vámonos a casa ahora entonces, no quiero perder nuestro tiempo aquí..- pidió ella sin intentar levantarse siquiera porque sabía cuan débil estaba su cuerpo. Kore quería marcharse de allí, quería estar a solas con él en donde solo ellos dos pudieran entrar, quería sentir recostado a su lado con sus brazos a su alrededor- ¿Por favor?- intentó ella, con esa sonrisa compradora en sus labios, esperando que él accediera a llevársela de allí. Kore suspiró, arrugando las cejas al sentir una punzada de dolor en la costilla al suspirar así, tan hondamente- Creo que el efecto del bálsamo se me está pasando..- susurró, con los dientes ligeramente apretados. Kore forzó una nueva sonrisa para su pareja, sabía que él agonizaba con ella al verla así y lo último que quería era seguir preocupándolo con ello. La mano de Kore se aferró un poco más a donde la sábana del catre, adolorida.

La tarde estaba muriendo ya sobre la noche, dejando que su manto fuera cubriéndolo todo, llenando el cielo de bellas estrellas. La punzada de dolor se apagó lentamente, dejando que Kore se fuera relajando lentamente, sintiéndose cansada y pesada.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Lun Ago 20, 2012 8:45 pm

Sentir la debilidad de su hermosa morena hacia que Athos quisiera salir de alli para ir a buscar a la causante de aquel dolor y rebanarle la cabeza con su espada, no habia peor dolor que el ver en malas condiciones a la persona que se amaba, y en ese sentido ella era mucho màs fuerte, la fortaleza que habia demostrado cuando lo habian herido despues de la batida, cuando el padre de Shadenight lo ataco por la espalda, ella no habia dudado en ayudarlo, su pequeña era todo lo que habia necesitado. Èl solo podia lamentarse de haberla dejado que pelee de esa forma, Athos nego con la cabeza cuando ella exclamo aquello, lo mejor era que descansara alli para que sus heridas curasen y luego si la llevaria a casa.

- Llamare a los sanadores, descansa mi bella.. - le dijo dejando otro dulce beso en sus labios, acariciandola asi antes de dejarla sola en la habitaciòn. Athos primero fue a donde los profesionales de la medicina se reunian y les dijo que el balsamo estaba perdiendo efecto en el cuerpo de su pareja, regreso a casa y volvio a la media hora con una docena de aquellas hermosas rosas rojas que habia juntado junto a Rhea en el prado. El castaño se acerco a la cama y espero a que los sanadores terminasen de curarla. Les diò las gracias cuando se marcharon y se sento a su lado con las flores en su espalda. - Es solo un pequeño detalle, lo demàs esta en casa ya.. - le dijo mostrandole su bello ramo, perfectamente decorado gracias a las manos magicas de su amiga.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Lun Ago 20, 2012 9:43 pm

Había fracasado, Athos no cedería a llevársela de allí, todo lo contrario salio de la pequeña sala donde ella descansaba para ir en búsqueda de sanadores luego de despedirse de ella con un beso suave y corto sobre sus labios. La morena suspiró derrotada al ver a los sanadores del lugar ingresar, no había ni rastro de su pareja. Ella se dejó revisar y atender, tenía las mejillas teñidas de rubor por la vergüenza de estar así de expuesta a ellos y sin la compañía de su adorado moreno, necesitaba a Athos allí mismo, más él no llegó hasta que no concluyó la revisión trayendo algo en la espalda que ella no notó hasta que no vio ante sus ojos un pequeño ramo de rosas rojas que estaba bellamente arreglado. Una sonrisa automática se pintó en sus labios al tiempo que las llevaba a donde su nariz para poder saborear así su aroma.

- Por todos los Dioses Athos, esto es una belleza..- dijo y su voz estaba teñida de emoción, Kore no sabía como disimular lo emocionada y conmovida que estaba en ese momento. El era el hombre de su vida, definitivamente siempre lo había sido. Kore acarició suavemente uno de los pétalos, acomodándose en la cama, estando ahora sentada. Le habían cambiado los vendajes, baño de esponja previo y se sentía mucho mejor ahora, más persona- tengo más ansias ahora de ver lo que has hecho en casa entonces, ¿crees que me retengan más allá de esta noche?- preguntó, dejando sus rosas en su regazo, acariciándolas distraídamente mientras conversaba con su pareja. Kore no era muy paciente con los temas de enfermería, no le gustaba tener que tomar ni siquiera un té de hierbas medicinales, esto era peor que la muerte para ella.

Un espeso y sabroso aroma a estofado inundó la nariz de Kore, haciendo que el estómago de Kore hiciera una protesta, cubriéndola a ella de rubor nuevamente en sus mejillas. Una joven muchacha de cabello rubio casi plateado peinado en un trenza entró con una bandeja con dos grandes cuencos con sus cucharas, dos copas y una jarra de agua para ellos. Le tendió la misma a Athos antes de retirarse luego de que Kore le diera las gracias secamente, su mirada se había endurecido bastante al comprender la mirada de esa muchacha sobre su compañero, ese anhelo casi sexual. La muy golfa.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Lun Ago 20, 2012 10:07 pm

Le agradaba aquello de que a su pareja le hubiese gustado su pequeño regalo, la sonrisa que se habia formado a Athos en los labios dificilmente se esfumaria. - Me ha ayudado un poco Rhea a armarlo, debo admitir que sin su ayuda no se verian tan bien, aunque siguen opacandose ante tu belleza.. - le susurrò acercandose y dejando un beso calido en su frente. Athos se puso de pie al instante, estaba demasiado activo como para estar sentado allì, Ella ya estaba limpia por lo que se ocupo de que sus sabanas tambien lo estuvieran, sacandole las viejas, quedandose prendado de su cuerpo unos instantes, aquella mirada salvaje con la que la miraba dejaria a cualquiera con el deseo de invitarlo a unirsele a la cama. La tapo suavemente con unas nuevas mantas mas gruesas.

- Pasaremos esta noche en el olimpo y mañana a primera hora regresaremos a casa.. - le dijo tranquilamente mientras acomodaba una estatuilla que debia haber pertenecido a alguno de los antepasados Iluminitas de una comoda. La muchacha que habia entrado les dejò su bandeja y èl la observò con una sonrisa hasta que saliò por la puerta, haciendole una señal con la mano por si queria acompañarlo. Athos alzo una ceja y al instante se fijo en Kore, a leguas podia notar que estaba molesta. Una carcajada saliò de sus labios, divertido.

- Es guapa pero no tiene cerebro, Helios una vez quizo algo con ella cuando estabamos aqui, y sabes lo que le hizo? Lo invito a su habitaciòn para mostrarle que se habia perforado los senos! - el moreno exclamo, con un claro gesto de asco en sus facciones.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Lun Ago 20, 2012 10:25 pm

¡Claro! ¿Cómo no lo había notado antes? Eso claramente tenía el sello personal de Rhea, ese toque suave y tan femenino, tan detallado. Kore sonrió de medio lado antes aquella modesta confesión de Athos acerca del ramo, más no le pareció importante, pues el gesto había nacido del corazón de su guerrero. Un corazón que ella cuidaba celosamente. Athos iba por todos lados en la sala hablándole, aquello la ponía nerviosa, pues no se quedaba quieto y ella no podía seguirle como se encontraba. La risa estruendorosa de su moreno la molestó más todavía, o eso al menos hasta que le comentó lo de los pechos de esa muchacha ¡qué doloroso! Helios, definitivamente tenía la cabeza cagada por aceptar una propuesta así, de ir a donde el dormitorio de esa muchacha. Kore le restó importancia a ella mientras tomaba uno de los cuencos para poder comenzar a cenar.

- Da igual, dudo que vaya a respetar que sea tu pareja en el estado en el que estoy..- dijo con un poco de fastidio, dando la primer cucharada de ese manjar. Por muy atrevida que fuera la mujer no podía negar su dote en la cocina pues eso era un manjar. Kore suspiró pesadamente mientras comía, manteniendo un silencio casi fastidioso pues no quería discutir con Athos por tal nimiedad. En especial porque no era culpa de su pareja aquello- Oh queridos Dioses, quiero matarla..- se quejó ella finalmente al no soportar más aquello, esa impertinente muchacha la había puesto verde de celos. Cosa que ella jamás admitiría a Athos, claro que no.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Miér Ago 22, 2012 12:14 pm

Lo cierto era que habian pasado mas de un dia de locos en ese sitio junto a los muchachos, cada dia habian tenido una aventura maravillosa recorriendo aquellos mismos muros que los habian covijado y albergado allì esos años cuando jovenes. Athos mirò el aquella habitaciòn, habia pasado màs de un dia alli mismo encerrado, oliendo a rayos y herido por los duros entrenamientos. El moreno sonriò de lado, como añoraba aquellos tiempos. La exclamaciòn de Kore lo hizo voltearle e ir con ella rapidamente, creyendola mal aunque solo habia sido un ataque de celos. Cuando ella levantò su cuchara èl abriò los labios y tomo un sorbo sin pedir permiso, de verdad era sabrosa.

- Oh no, no vas a matarla, y no debes temer que la enfermera me acose querida Kore, tu eres mucho màs de lo que mereceria en toda la vida y no voy a arriesgar eso. - le susurrò alegre, acostandose en la cama con ella, le importaba poco que alguien entrase y los viera allì, le haria compañia esa noche, la cuidaria para partir al dia siguiente. - Quieres que te de comer? Dejame mimarte.. - le pidio tomando su cuchara con suavidad y removiendo la comida antes de ofrecerle a ella una cucharada. El moreno se habia sentado a su lado y la acomodaba sobre su cuerpo para que estuviese comoda mientras se alimentaba, con una mano la ayudaba, con la otra acariciaba su vientre, toda aquella piel firme y suave, sus dedos trazaban senderos que no llevaban a ningun sitio aunque quisieran llegar al fin del mundo en ese lugar.

- Mi preciosa dama, duerme un poco que yo cuidare de ti.. - Cuando ella termino de comer Athos la recostò sobre èl para que descansara, la querìa recuperada en poco tiempo, abrazandola posesivamente y sin querer hacerle daño alguno.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Dom Ago 26, 2012 10:04 pm

Lo dulce que Athos podía llegar a ser la descolocaba, Kore siempre lo había visto como un crío bobo y mal llevado que lo único que le importaba era a que muchacha podía pretender y llevarse a la cama. Todo lo contrario que como él se comportaba con ella, tan caballero y preocupado, dándole de comer en la boca y acostándose en su cama para sostenerla entre sus brazos. Si Kore fuera más sentimental ya estaría llorando de felicidad y esas cosas. Antes de que Kore pudiera salir de todos esos pensamientos ya se había acabado el cuenco de cena y Athos ya la tenía acurrucada entre sus brazos, sobre su cuerpo para que ella pudiera dormir un poco esa noche. Ya mañana luego del desayuno ellos dos partirían de allí con ella de alta y completamente repuesta de ese entrenamiento tan duro. Y la verdad que no tenía sentido negarse a ello por lo que Kore acomodó su cabeza en el pecho de su pareja y cerró los ojos dejándose llevar por sus pensamientos más privados hasta caer entre las redes de Morfeo.

Se le pasó un buen rato hasta que comenzó a soñar, Kore soñaba con mucha nitidez, en especial cuando de su padre, Ernst de Iluminia, se trataba. Lo veía un poco más avejentado, con unas canas apenas más notorias en su cabello color miel y unas arrugas más pronunciadas, en especial en su frente. De su madre en realidad poco se acordaba pues ella había sido más pequeña cuando ella muriera y la recordaba tal cual el momento en que Hera había venido a por ella. Lo cual no cuadraba con sus recuerdos pues su padre se había ido años más joven que su madre, por ello no podía verlo ahora en sus sueños más viejo que ella. Este pensamiento la perturbaba, la desestabilizaba. Kore gimió en sueños, revolviéndose suavemente entre los brazos de Athos. Su padre no podía lucir más anciano pues él estaba muerto, tenía una tumba y lo había llorado mucho con su madre. Kore apretó los dientes dormida, queriendo aguantar un montón de gritos, de quejas, de impotencia. Su abrazo sobre Athos se intensificó haciendo que la atención del moreno se volcara completamente sobre la galiana.

Aterrorizada de ver a su padre en una choza en un lugar oscuro que desconocía Kore se incorporó hasta sentarse gritando histérica. La mirada asustada de la muchacha encontró la calma de Athos, refugiándose en ella, siendo sostenida por esos brazos gentiles de su amante. Con voz temblorosa ella le dijo que había tenido una pesadilla horrible y que estaba solo un poco alterada, que pronto se sentiría mejor. Mentira difícil de sostener cuando todo su cuerpo temblaba como una hoja, en especial sus manos de dedos largos y finos como los de una ninfa.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Lun Ago 27, 2012 5:17 pm

Luego de darle de comer a ella el moreno la habia acurrucado en sus brazos, ofreciendole un refugio seguro para dormir esa noche, se habia preocupado por bajar la luz de la unica fuente que habia alli y de que ella estuviera tapada por completo, la acaricio suavemente, siento atento y suave con su pareja, demostrando que era mas de lo que decian las malas lenguas de el, muchos se habian sorprendido al descubrir esa faceta de proteccion y cariño para su morena, muchos que habian apostado porque nunca demostraria mas que ser un egolatra al que le encantaba coquetear y tener mil mujeres, salir con sus amigos, emboracharse y divertirse a costa de los demas. Athos suspiro al sentirla dormida por completo, su cuerpo tan pegado al suyo, estaba comodo y podia quedarse asi por cientos de años si se lo pedian. Con tranquilidad cerro los ojos, dormitando poco y nada, siempre atento a lo que ella pudiese necesitar, abriendo un ojo de vez en cuando para cerciorarse de que ella siguiese durmiendo. Al descubrir que lo habia tranquilamente Athos se relajo y dejo que su mente se dispersara cayendo en un sueño liviano y reparador, su pecho subia y bajaba pasivamente, moviendola a ella como si la acunara.

Soñaba con su victoria en la Batida hacia algunos años, tenia una sonrisa suficiencia en los labios cuando algo comenzo a llevarlo a despertar al sentir como su pareja se movia sobre èl, abrazandolo fuertemente, temblando como una hoja siendo soplada por el viento helado de Eolem.

Athos abrio los ojos al mismo tiempo que Kore se sentaba y comenzaba a gritar con tanto dolor, se arrodillo en la cama, tomando sus manos para intentar calmarla, abrazandola con fuerza, diciendole palabras amorosas que no sabia si serian efectivas en ese estado. Le acaricio el rostro pidiendole que lo mirase. Solo habia sido una pesadilla. - Ya esta bien, quieres contarme lo que ha pasado? - pregunto con sus labios pegados a sus oscuros cabellos, su cuerpo cabia perfectamente en el de èl, Athos por un momento habia pensado que le habia pasado algo peor, que se la queria arrebatar de una forma u otra. Aquellos pensamientos se habian instalado en su mente desde que estaban juntos, el temor a que ella se fuese lejos y no pudiera hacer nada para estar a su lado, de que se la arrebatasen como lo habian hecho ya sus padres verdaderos con Thibault, su hermano perdido.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Kore la Bella el Miér Ago 29, 2012 12:31 pm

Antes de que pudiera reaccionar de nada más Athos ya la sostenía en un abrazo, sus labios apoyados en un cabello color caoba. Temblaba y no podía hablarle de su pesadilla, no quería ni mencionar a Athos lo que pensaba de su propio padre porque sentía que era una forma de materializar sus miedo. Kore se aferró a su pareja, dejando que él la sostenga en sus fuertes brazos. Odiaba el papel de damisela en apuros pero no le quedaba otra que quedarse en esa seguridad del abrazo de su pareja, necesitaba que Athos la contuviera y la mantuviera a su lado como lo hacía, alejando el miedo y las pesadillas de ella. Cuando por fin estuvo más tranquila ella lo miró a los ojos, encontrando dos océanos de cariño y comprensión. Kore le explicó que prefería no hablar de ello, que no podía hacerlo.

- Quisiera irme a casa ya, no es necesario que tomemos el desayuno aquí, cariño..- pidió ella, deseosa de marcharse de ese lugar tan horrible y que ahora le parecía tan asfixiante- ¿Podrías llamar a algún sanador para que me autorice retirarme?- le pidió, todavía envuelta entre sus cálidos brazos, apenas más relajada y recuperada de su pesadilla. Kore casi podía sentir la mirada de su padre en ella, suplicándole perdón y que fuera a él pero ¿donde estaba él?. Un escalofrío recorrió la espina de la morena, haciéndole poner toda la carne de punta, esa sensación tan detestable. Kore miró a Athos nuevamente, dejando un beso en su mentón, sintiendo como su barba le pinchaba apenas los labios, ese toque tan masculino suyo- Tranquilo, voy a estar bien, no es nada serio..- insistió, queriendo que él se quedara tranquilo de que a ella no le sucedería nada.

La enfermera de la noche anterior apareció en donde el umbral de la puerta con una bandeja de desayuno para dos, entró en la habitación dando los buenos días y comentando que el sanador pronto estaría allí para revisarla y ver si ya estaba en condiciones de marcharse tranquila a donde tuviera que ir. La muchacha no pareció extrañada de encontrarlos así, cosa que Kore agradeció en el silencio, lo último que le faltaba era ser regañada.
avatar
Kore la Bella


Mensajes : 379
Fecha de inscripción : 07/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Athos el Indomable el Sáb Sep 01, 2012 3:51 pm

No creia demasiado en su palabra, Kore le estaba diciendo que habia sido solo una pesadilla, pero su rostro palido y sus ojos parecian no estar alli aunque estuviera despierta, Athos la acurruco en su cuerpo, siendo asi su proteccion y refugio, no podia ver mal a su preciosa damisela. Alli permanecio hasta sentir como ella se relajaba, no sabia si la pesadilla habia pasado o solo estaba finjiendo para no preocuparlo, en ese momento no entendia nada y ella no parecia dispuesta a explicarle. El moreno dejo un beso en sus labios antes de que la enfermera entrase por la puerta y los viera asi, les habia traido para desayunar, pero iba a cumplir con el deseo de su pareja y la iba a llevar a casa. Alli estarian mas comodos, alli no estarian encerrados y ella podia estar tranquila.

Levantandose del lecho Athos acomodo nuevamente a Kore y se dispuso a esperar que el sanador comenzase a revisarla. Al parecer las heridas estaba curando rapidamente, ninguna era demasiado profunda y las quemaduras solo dejarian pequeñas marcas en sus muñecas. El moreno suspiro aliviado prometiendole al hombre que se encargaria de la alumna, en casa tendria todo lo que necesitaba y si no era asi siempre podia recurrir a la buena de Frida para que les hechase una mano. Con la aceptacion y bendicion del sanador Atohs miro a Kore seriamente - Ya nos podemos ir.. - le dijo tomando sus ropas y llevandolas a su cama para ayudarla a vestirse. Le quito las mantas y la ayudo hasta que ella estuvo lista para marchar, para volver.

- Nos vamos mi princesa.. - murmurò tomandola en sus brazos, no permitiria que ella hiciese esfuerzos hasta que estuviese por completo repuesta. La pareja salio del Olimpo para volver a Galia donde los esperaban dias largos y tranquilos en compañia.

CERRADO.
avatar
Athos el Indomable


Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por The Medieval World el Dom Sep 02, 2012 7:54 pm




¡Tema cerrado!


avatar
The Medieval World
Admin

Mensajes : 128
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El cielo que jamás podré tocar.- K -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.